Ny’alotha, Ciudad del Despertar en dificultad mítica y primer ala del buscador activa

Activos Ny’alotha en dificultad mítica en los reinos europeos.

Siguiendo el calendario ya establecido por Blizzard, esta semana se activa en dificultad mítica la banda de Ny’alotha, Ciudad del Despertar.

Además, con un nivel de objeto mínimo de 410, podrás acceder también a los tres primeros jefes utilizando el buscador de bandas.

Ny’alotha, Ciudad del Despertar: dificultad mítica y primera ala del buscador de bandas ya disponibles| Azul

Fuente

Adentraos en la morada de las pesadillas en Ny’alotha, Ciudad del Despertar, una banda en el corazón preñado de Vacío del Imperio Negro. Enfrentaos a heraldos desquiciados y terrores inescrutables para, al final, luchar cara a cara con el mismísimo N’Zoth en la batalla definitiva por la supervivencia de Azeroth.

La ciudad durmiente de Ny’alotha ha despertado. Por primera vez en milenios, N’Zoth ocupa su trono en el Imperio Negro. Sus ejércitos emergen de cámaras oscuras para volver a causar estragos en Azeroth. Con el mundo estremecido por estas invasiones, se traza un plan desesperado: los campeones de la Horda y la Alianza se reúnen para plantarle cara a este enemigo ancestral en su propio reino en una batalla final que decidirá el sino del universo.

Jefes de banda: 12
Dificultades: buscador de bandas, normal, heroica, mítica
Nivel: 120
Nivel mínimo para el buscador de bandas: 410

Calendario de desbloqueo de la banda:

22 de enero: dificultades normal y heroica
29 de enero: dificultad mítica de Ny’alotha y ala 1 en el buscador de bandas (Visión del Destino: Wrathion, el Emperador Negro; Maut; el profeta Skitra)
12 de febrero: ala 2 en el buscador de bandas (Salas de devoción: inquisidora oscura Xanesh, Vexiona, la mente colmena, Ra Den el Arrasado)
26 de febrero: ala 3 en el buscador de bandas (Don de la carne: Shad’har el Insaciable; Drest’agath; Il’gynoth, Corrupción Renacida)
11 de marzo: ala 4 en el buscador de bandas (El sueño lúcido: Caparazón de N’Zoth; N’Zoth, el Corruptor)

VISIÓN DEL DESTINO

Wrathion, el Emperador Negro
Pese a todas sus precauciones, Wrathion no pudo evitar la locura que se apoderó de su padre. Con la mente retorcida por N’Zoth, cree que la única forma de defender Azeroth es gobernar en nombre del dios antiguo. Ahora, Wrathion ha dejado de ser príncipe para reclamar el lugar que le corresponde como Emperador Negro.

Maut
Cuando los ancestrales aqir emergieron de las arenas del desierto, sus profetas iniciaron la construcción de un destructor de obsidiana imbuido de la esencia de los dioses antiguos. Maut, impulsado por una insaciable sed de magia, consumió el maná de sus creadores al despertar y dejó que sus cadáveres se pudriesen bajo el sol abrasador de Uldum.

El profeta Skitra
Skitra, maestro de la ilusión, se deleita quebrantando la percepción de la realidad de sus víctimas para aterrorizarlas. Quienes no logran desentrañar sus engaños se pierden en Ny’alotha para toda la eternidad.

SALAS DE DEVOCIÓN

Inquisidora oscura Xanesh
Pocos son capaces de resistirse a los susurros de los dioses antiguos, pero aquellos que lo consiguen acaban a merced de la inquisidora oscura Xanesh, una torturadora cruel y sádica que se enorgullece de arrancarles la cordura pedazo a pedazo a aquellos a quienes tiene a su cargo hasta que lo único que queda es una devoción incondicional por N’Zoth.

Vexiona
Vexiona, obsesionada con el poder que le ha otorgado N’Zoth, ha reunido un grupo de fieles que codician los obsequios del Vacío. Desde lo más alto de su templo en el Imperio Negro, transforma a sus más devotos seguidores en horrores imparables.

La mente colmena
Enzarzados en una disputa de voluntades, los generales Ka’zir y Tek’ris compiten constantemente por el dominio del resto de los aqir. Cada vez que ese control cambia de manos, la colmena modifica su estrategia y obedece sus órdenes con lealtad inquebrantable.

Ra Den el Arrasado
Mientras luchaba valientemente por salvar la Cámara del Corazón, Ra Den fue arrastrado hasta Ny’alotha, donde ha sido víctima de los susurros de N’Zoth. La desesperación que durante tanto tiempo albergó ha aplastado sus últimos vestigios de esperanza, lo que ha consumado su corrupción. Ahora el antiguo alto centinela es capaz de todo con tal de cumplir la voluntad del dios antiguo.

DON DE LA CARNE

Shad’har el Insaciable
Shad’har el Insaciable, una de las creaciones más terroríficas de N’Zoth, se alimenta de los cadáveres corruptos que arrojan a sus dominios los esbirros del dios antiguo. Su cuerpo, atormentado por un hambre incesante, se retuerce y transforma con cada cadáver que devora.

Drest’agath
La grotesca amalgama de carne conocida como Drest’agath durmió durante milenios bajo Ny’alotha hasta que despertó con el regreso de N’Zoth. Ahora se alza como un repugnante forúnculo, dispuesta a estallar y repartir su nauseabunda pestilencia por todo Azeroth.

Il’gynoth, Corrupción Renacida
Tras su derrota en la Pesadilla Esmeralda, Il’gynoth se retiró a las profundidades de Ny’alotha para recuperar fuerzas. Ahora se ha fusionado con la arquitectura de la ciudad y se extiende por el Imperio Negro como una infestación progresiva. A medida que crece la carne corruptora de Il’gynoth, también lo hace su poder.

EL SUEÑO LÚCIDO

Caparazón de N’Zoth
En el centro de Ny’alotha se yergue una espantosa montaña de carne repleta de ojos y zarcillos de corrupción desmesurada. Esta masa que se retuerce y erosiona la cordura de todo aquel que se aproxima irradia demencia pura. Es el corazón del Imperio Negro, la sede del poder de N’Zoth y el cuerpo de un dios.

N’Zoth, el Corruptor
Desde su prisión forjada por los titanes a mucha profundidad bajo las olas, N’Zoth pasó eones extendiendo con sutileza su influencia por Azeroth. Libre ahora de su cautiverio, el Corruptor desvela su verdadera forma para ejecutar su plan definitivo y convertir en nuestra nueva realidad su visión del Imperio Negro. Si nadie lo detiene, todo lo que conocemos renacerá a la imagen de su locura eterna.

Datos originales de WowChakra

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.