Titan, el sucesor de World of Warcraft, se canceló por un exceso de ambición

Durante su paso por el Gamelab el cofundador de BlizzardMike Morhaime, ha confesado que en el estudio decidieron cancelar Titan (Titan Project en inglés), el llamado sucesor de World of Warcraft, porque la ambición del proyecto se les fue considerablemente de las manos.

Hemos intentando por todos los medios no anunciar ningún juego que no estuviéramos listos para anunciar o que no supiéramos cuándo íbamos a estrenar“, contaba Morhaime según VG247. “Titan fue una excepción con la que buscábamos nuestra nueva generación, de algún modo una secuela de World of Warcraft. Cogimos a varios de nuestros desarrolladores veteranos y los pusimos en este proyecto. Y creo que donde fallamos realmente fue en controlar el tamaño. Era muy ambicioso“.

Morhaime daba más detalles y contaba que este proyecto sería un MMO de nueva generación, algo así como dos juegos que se estaban desarrollando en paralelo y que nunca consiguieron que cuajaran. Dice no recordar si ellos revelaron el nombre en clave, pero sí que anunciaron que estaban trabajando en algo así de ambicioso.

En determinado momento del desarrollo el motor gráfico no servía para lo que habían pensado y todo el equipo entró en un bloqueo importante. El estudio les dio dos meses para pensar en una idea nueva y entre las propuestas estaba Overwatch, el juego que se construyó sobre el cadáver de Titan.

También durante el Gamelab el directivo reconocía que sin prácticas como el crunch, el estudio californiano nunca habría llegado al lugar en el que están hoy en día.

Datos originales de IGN

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.