Diferencias entre WoW Classic vs WoW Moderno

Ha comenzado la cuenta atrás para la salida de WoW Classic para este verano. Concretamente el 27 de Agosto con un lanzamiento global.

Blizzard ha apostado por darnos la oportunidad de revivir la versión original de World of Warcraft, para disfrute de viejos jugadores que ven con añoranza aquellas vivencias que ofrecía un entorno nuevo y totalmente revolucionario.

Y para los jugadores que no jugaron entonces, tendrán la oportunidad de vivir y experimentar la versión del juego que revolucionó el mundo gamer y que forma parte de la gran historia de los videojuegos.

¿Pero cuánto ha cambiado World of Warcraft en sus 15 años de historia? En este artículo enumeramos las diferencias fundamentales entre la versión que se lanzará este verano y la que podemos jugar actualmente.

Gráficos

Blizzard busca replicar la experiencia de Classic al máximo, para ello una de las decisiones firmes fue mantener los gráficos y los modelos tal cual eran en la época.

Puede parecer para algunos un error mantener gráficos de hace casi dos décadas, pero la gran genialidad de este proyecto es recuperar la esencia a nivel jugable y artístico. Y para ello, el retorno al estilo visual original es un acierto.

Si bien los modelos del juego se mantendrán como en el original, las opciones gráficas si reciben ciertas mejoras en una especie de nueva calidad ULTRA que dispondrá este cliente, adaptada a las nuevas capacidades de los ordenadores de hoy en día.

Y todo esto creado a partir de un un código moderno que hará que el juego funcione como la seda en ordenadores modernos, adaptabilidad a las pantallas widescreen de hoy en día, integración con Battle.net, sistema de reportes, menús de configuración, y macros más cercanos al WoW moderno.

El mundo de Azeroth

En el juego actual podemos visitar muchas zonas antiguas, sin embargo, todo cambió con la llegada de Cataclysm y ahora, con la llegada de World of Warcraft Classic, podremos revisitar las zonas de Azeroth tal como era entonces.

  • Te sorprenderá cómo era Orgrimmar en los orígenes, y revisitar una Ventormenta sin puerto y con ciertas zonas totalmente distintas.
  • Muchas menos razas y clases muy distintas.
  • Tendrás disponibles las razas originales del juego: humanosgnomosenanos y elfos de la noche para la Alianza, y no-muertosorcostauren y trols para la Horda.
  • Las clases también están reducidas a Guerrero, Brujo, Druida, Cazador, Mago, Paladín (clase exclusiva para la Alianza), Sacerdote, Pícaro y Chamán (clase exclusiva para la Horda).
  • Las clases tienen muchas más dificultades añadidas que actualmente ¿Un ejemplo?, si eres cazador nada de tener un arma con balas/flechas ilimitadas, tendrás que comprarlas y gestionarlas para no quedarte sin cosas que lanzar a tus enemigos.
  • El sistema de juego es más lento y el sistema de talentos todo un tesoro de los MMORPG clásicos. Con 51 puntos de talentos para gastar frente a los 7 que gastamos hoy, aunque no por ello actualmente conseguimos menos personalización.
  • Tendrás que subir habilidad con las distintas armas que tu personaje puede utilizar, y un sin fín de cosas que, más que complicar el juego, hace que puedas personalizar totalmente cómo quieres jugar con tu personaje.

El leveo

A diferencia del juego actual, el leveo supone una grandísima parte de la experiencia del juego. Mientras en Battle for Azeroth los jugadores se afanan en llegar al nivel máximo para consumir el contenido “interesante” a nivel máximo, en Classic, el leveo es una de las partes más tediosas y al mismo tiempo atractivas del juego.

¿Eres de los que no se leen las misiones? Pues te tocará leer. Nada de marcadores en el mapa y señalización de a dónde tienes ir, tendrás que leer la misión, comprenderla y buscarte la vida para llegar al lugar indicado y completarla.

Alcanzar el nivel 60 no es nada fácil y no tiene nada que ver con el tiempo de leveo actual. Son necesarias invertir muchas horas para poder alcanzar el deseado nivel máximo. Y si planeas meterte de lleno en esta experiencia de Classic te aconsejamos que entrenes tu paciencia (se estima que de media se tarda unas 240-300 horas en levear a nivel máximo).

Olvídate enfrentarte a varios mobs a la vez para ir más rápido, en Classic tendrás que aprender a gestionar muy bien tus recursos, ya que la lucha contra un solo bicho puede dejar a tu personaje en una situación muy vulnerable.

Los cementerios son muy escasos, por lo que prepárate para una buena caminata después de cada muerte. Y no mueras muchas veces, que hay un tiempo de penalización escalable, y si encadenas muchas muertes seguidas puedes estar hasta 15 minutos sin poder resucitar.

No queremos asustarte, tan solo hacerte entender que World of Warcraft Classic es otra forma distinta de jugar. No se trata de alcanzar el final de tu objetivo, es sobre disfrutar del camino a cada paso.

JcJ a fuego o JcE de relax

Nada de desactivar el Modo de Guerra. Si decides crearte un personaje en un servidor JcJ te encontrarás en un mundo abierto en toda su esencia. Además de las dificultades que ya nos impone este juego, estarás recorriendo un mundo encarnizado en una gran guerra entre Alianza y Horda. En cualquier momento puedes encontrar a un jugador enemigo con el que liarte a palos.

Y ojo, que en los servidores JcJ solo puedes tener personajes en una de las dos facciones. Así que tendrás que elegir tu bando con cabeza y después de meditarlo mucho 😀

Esto es una de las grandes cosas que hace tan atractivo este juego, Azeroth es una tierra en constante conflicto y aquí sí que vas a notarlo cada minuto.

Sin embargo podrás entrar en servidores exclusivos JcE donde el conflicto para ti tan sólo será contra los PNJs del juego.

¿Te gusta verte bonito? Te costará

El sistema de transfiguraciones no llegó a World of Warcraft hasta el 4.3, así que para dejar a gusto tu personaje vas a tener que currártelo mucho y darle rienda suelta a tu transfiguración.

¿Qué tu personaje parecerá un mendigo con una pieza de cada color? Pues oye, hasta eso tenía su encanto. Si eres uno de los que conseguirán un set completo o épico o una pieza difícil de conseguir lo sabrá todo el mundo nada más entres triunfante a tu capital.

Tu Reino, tu hogar

Una de las características muy extrañadas de esta época era que los “habitantes” de un reino compartían un espacio común. Esto quiere decir que no existían los faseos que se utilizan actualmente donde se mezclan jugadores de varios servidores.

Te podías encontrar al mismo jugador de la facción contraria en cualquier lugar una y otra vez, o podrías reconocer fácilmente a ese compañero que conoces “de vista” que se sacó la Hojarruna del Barón Osahendido en Straholme… Era como un barrio donde seguramente tendrías tu círculo, pero a todos los conocías al menos de vista. Existía un sentimiento de pertenencia, de existir en un universo en el que los otros jugadores eran tan reconocibles como cualquier PNJ.

Con la fluctuación de jugadores es difícil mantener esto, pero Blizzard ha insistido en que esto será posible. Crucemos los dedos.

Ser social como cuestión de supervivencia

Y definitivamente una de las cosas que ha perdido World of Warcraft con su evolución estos 15 años es la socialización.

No existían buscadores de bandas ni de grupos. Tenías que buscar compañeros con los que hacer mazmorras, bandas o cualquier cosa que requiera más de una persona, a través del canal de comercio o tu hermandad. A mano, vamos. Esto hacía que la socialización fuera un factor fundamental para avanzar en el juego.

Real y sin florituras

A nivel de lore aquí no somos el héroe curtido en mil batallas, el adalid salvador de Azeroth que somos en la actualidad. Somos simples habitantes de un mundo en guerra con decenas de conflictos sin resolver.

Y esto también es de agradecer para sumergirnos más en un mundo abierto como este. Aquí también entra en juego en cómo este juego recompensa tu esfuerzo.

Nada de sentarse en Ventormenta y ver a 12 brujos que comparten con nosotros el título de “Señor Abisal”, o a 8 Paladines con la Crematoria… no. Aquí somos todos iguales. Y si ves a alguien que destaca porque tiene en su poder algo increíblemente difícil de conseguir… lo tiene porque ese jugador se ha esforzado durante meses.

En definitiva

Ya seas un viejo jugador del Classic o no vivieras esa época en su momento, Blizzard nos traerá este verano una experiencia que cualquier amante de los videojuegos debería vivir. El retorno del juego que supuso toda una revolución social.

Un mundo abierto, lleno de peligros y de miles de personas con las que compartir cientos de vivencias.

Por supuesto a nivel técnico e interno hay cientos de más diferencias entre ambas versiones del juego, pero a grandes rasgos estos son los cambios que un jugador notará en la propia esencia del juego.

¡Nos vemos en Azeroth!

Datos originales de WowChakra

Share

3 comentarios

  1. Ven a ca parece q en Cuba jugamos classic desde los inicios ajjaja xq yo no pienso jugar BFA en años además el LK se asemeja mucho al classic xq los grandes cambios vinieron con nuestro “amado” cata

      • Kaul en 24 mayo, 2019 a las 10:23 am
      • Responder

      Lk parecido al Classic?…tu sabes lo que tu estas diciendo muchacho!? Oeee el Classic era Comunidad Primitiva…Edad del Hieloooo

    • Kaul en 24 mayo, 2019 a las 10:17 am
    • Responder

    Agárrense bien sus taparrabos muchachos, afilen bien las piedras de sus lanzas, prepárense para una nueva “Edad de Piedra”! …. En serio quiero ver como sera la cosa con el Classic ese, no porque lo pueda jugar (no puedo!) sino por ver las reacciones de los turbeadores: El Classic es muyyyy diferente a lo que existe hoy, unas para mal -muy muy mal- pero otras sin duda para bien, sobre todo por el tema de la socialización y la experiencia de leveleo, antes se vivía al máximo cada nivel mientras que ahora solo se “vive” el nivel máximo de la expansión. Eso de abrir una ventana y entrar casi automáticamente a una mazmorra o BG? nada de eso muchachón, en la “Edad de Piedra” tenias que armar el grupo a puro “pulmón” por el chat e ir a pieeee hasta la entrada de la mazmorra (las monturas eran obtenibles a partir de level 40 y no level 20 como ahora). Y a los BGs igual, caminando hasta Ashenvale al enclave de los Sentinelas Alas de Plata para poder ponerte en una cola y entrar en Warsong, ustedes se imaginan eso aquí? pasar tanto trabajo para entrar a Garganta Grito de Guerra para que cuando entres la mitad de tu equipo este corriendo contra las paredes? jajaja toda una experiencia.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.