Eredar

Los eredar son una raza de gran talento para la magia que provienen del planeta Argus. Los primeros datos sobre ellos se remontan 25.000 años atrás cuando su avanzada y pacífica civilización fue arrasada y separada en dos grupos: los draenei y los man’ari. Los man’ari son eredar corruptos que han adquirido el aspecto de demonios y que sirven como comandantes de la Legión Ardiente. Se les llama comúnmente ‘eredar’ ya que no se tiene constancia de la existencia de los eredar originales.

Los eredar son una de las razas más antiguas que se conocen en el universo. Entre ellos se encuentran los comandantes y estrategas de la Legión Ardiente. Excepcionalmente hábiles con la magia, su maestría en las artes arcanas es conocida en los mundos de la Gran Oscuridad y más allá. Archimonde y Kil’jaeden, temidos y odiados por su crueldad y astucia sin parangón, se encuentran entre los miembros más infames de la raza eredar, la vanguardia de un ejército demoníaco imparable dedicado a la aniquilación del universo.

Características generales

  • Nombre: Eredar, maestros de la Legión Ardiente
  • Clasificación: Humanoides
  • Facción/Afiliación: Alianza, Legión Ardiente, Sha’tar, Illidan’s forces/Illidari
  • Clases: Brujo, Mago, Guardia de cólera, Sorcerer, Overlord, Strategist, Diabolist (Legión Ardiente); Guerrero, Cazador, Mago, Sacerdote, Paladín, Chamán, Caballero de la Muerte (draenei)
  • Capital racial: Fortaleza de la Legión en algún lugar del Vacío Abisal, posiblemente Argus; El Exodar (draenei)
  • Líder racial:
  • Legión Ardiente: Kil’jaeden
  • Alianza: Velen el Profeta
  • Montura racial: Autopropulsados, Elekk (draenei)
  • Planeta de origen: Argus
  • Idioma primario: Eredun
  • Estatura promedio: 2’5 metros

Historia

Hace casi veinticinco mil años, los eredar aparecieron en el mundo de Argus. Eran criaturas extremadamente inteligentes y tenían una afinidad natural con las diversas formas de la magia. Gracias a estos dones, crearon una sociedad enorme y maravillosa.

Por desgracia, sus logros atrajeron la atención del titán oscuro Sargeras, el Destructor de Mundos que ya había comenzado su Cruzada Ardiente para erradicar la vida del cosmos. Sargeras pensó que los brillantes eredar serían vitales para liderar el enorme ejército demoníaco que estaba reuniendo. Así pues, contactó con sus tres líderes más importantes: Kil’jaeden, Archimonde y Velen. A cambio de la lealtad de la raza eredar, Sargeras les ofreció poder y saber incalculables.

Velen pronto tuvo una angustiosa visión en la que veía a los eredar transformados en indescriptibles demonios, los primeros miembros sensitivos de la Legión, que crecerían hasta ser enormes y diezmarían la vida. A pesar de los avisos de Velen, Kil’jaeden y Archimonde decidieron aceptar la oferta de Sargeras y se unieron a la Legión Ardiente. A partir de entonces los eredar se plegaron a los deseos de Sargeras y su poder se reflejó a todos los niveles; hasta el punto que el eredun se convirtió en el idioma más usado dentro de los rangos de la Legión Ardiente.

Por suerte para Velen, pudo escapar junto a sus seguidores de Argus con la ayuda de los naaru que los llamaron los draenei o ‘exiliados’ en eredun. Los draenei dejaron de considerar a sus hermanos como eredar y los denominaron los man’ari, sus reflejos demoníacos. Para su desgracia, los eredar, liderados ahora por Kil’jaeden, consideraron a los draenei unos traidores y juraron perseguirles por todo el universo hasta darles caza. Así se inició una persecución por varios mundos que duró miles de años. Cada vez que los dranei creían haber encontrado un hogar, los eredar aparecían comandando a la Legión Ardiente o bien transformando a los habitantes de esos mundos en demonios.

Después de mucho tiempo huyendo, los draenei encontraron un mundo pacífico al que llamaron Draenor, que significa ‘refugio de los exiliados’, donde se establecieron. Una vez allí, habiendo confraternizado con los pacíficos clanes orcos de la región, abrazando su cultura chamanística. Sin embargo los eredar no tardaron en descubrirlos y corrompieron a los orcos transformándolos en una raza beligerante que acabaró bebiendo la sangre demoníaca y comenzó a usar magia oscura. A consecuencia de esto, los orcos comenzaron a dar caza a los draenei hasta casi extinguirlos.

Los eredar consumieron toda vida que se encontraba a su alrededor y continuaron buscando nuevos lugares de poder místico. Hasta ahora, sólo los titanes se han enfrentado a ellos. Cada uno de sus líderes, Archimonde y Kil’jaeden, establecieron una jerarquía de demonios que protegía celosamente sus líderes el uno del otro. Ambos trataban por su cuenta de acceder a Azeroth así como a otros mundos. Finalmente, Archimonde cayó ante los héroes de Azeroth y su puesto quedó vacante para que otros eredar e individuos de razas menores se disputaran su reemplazo. Estos demonios orgullosos ya han dado los primeros pasos para localizar y eliminar a aquellos que consideran competencia que podría desplazarlos en la carrera por el liderazgo de la Legión.

Cambios en el lore

La historia de los eredar, los draenei y la Legión Ardiente sufrió una remodelación con el lanzamiento de The Burning Crusade. Dado que anteriormente se había publicado abundante información en libros de RPG y en el manual de Warcraft III donde también aparecian en la campaña de los elfos de sangre, muchos de estos datos se volvieron incongruentes al lanzarse la primera expansión de World of Warcraft.

En el lore primigenio, Sargeras se rebeló contra los titanes y liberó a todos aquellos demonios que había encerrado formando la Legión Ardiente. En Sargeras y la traición se desvelaba que los eredar ya eran una raza corrupta y poderosa que invadía mundos y que fueron los que el titán oscuro eligió para comandar su ejército demoníaco. Sin embargo este lore fue cambiado y ahora, cuando Sargeras encontró a los eredar en Argus, estos eran una raza pura de gran inteligencia y fue el propio titán oscuro quien los corrompió y los transformó en demonios.

Por su parte, los draenei que aparecían en Warcraft III (donde se les llamaba draenianos), eran una raza deforme y azotada por las energías malévolas de los demonios; algo que también se cambió y a partir the The Burning Crusade, estos draenei corruptos pasaron a llamarse tábidos, quedando los draenei originales, libres de toda corrupción y al servicio de la Alianza como descendientes de los eredar de Argus.

Esto ha motivado que los eredar originales de Argus a los que conoció Sargeras se hayan dividido en dos subrazas, unos puros de corrupción que son los draenei que escaparon con Velen y otros malévolos que se transformaron en líderes de la Legión Ardiente a los que los draenei llaman de manera despectiva ‘manari eredar’ pero que Blizzard siguió llamando eredar en los manuales de The Burning Crusade y en el bestiario del juego publicado en su web oficial. Dado que los draenei y los eredar corruptos guardan diferencias físicas muy acusadas sería lógico pensar que los eredar originales incorruptos eran una mezcla de ambas razas y no el aspecto actual que guardan por ejemplo Archimonde, Kil’jaeden o Malchezaar. Sin embargo esto es algo que Blizzard nunca ha confirmado y actualmente se usa el nombre de eredar para referirse a la raza corrupta de los eredar originales de Argus, lo que ha dado pie a que exista esta extraña mezcla de nombres y razas en distintas fuentes oficiales y no oficiales.

Árbol racial de los Eredar

Árbol racial de los Eredar

Apariencia física

Los eredar mutaron después de que el poder de Sargeras los corrompiera. Aunque su forma es bastante parecida a como eran antes, existen unos pequeños matices que los diferencian de los draenei que también son descendientes directos de los eredar originales de Argus. Lo primero que llama la atención es su gran tamaño, más que cualquier humano y orco, con un físico muy musculoso y una larga cola. Sus puntiagudas orejas se extienden hacia su nuca junto a unos grandes cuernos, dejando al descubierto sus rostros embrutecidos que descansan en un cráneo sin pelo. Sus manos acaban en garras y sus piernas en pezuñas, más compactas que las de los draenei.

Archimonde es el eredar más atípico de su raza. No tiene pinchos sobre sus ojos, ni el estilo de los mismos es parecido al del resto de los eredar. Además es mucho más grande que el resto, pudiendo cambiar de tamaño a su voluntad.

En World of Warcraft, los eredar usan el mismo modelo que los draenei, con algunas variaciones de tamaño, color de piel y de ojos. Kil’jaeden también presenta grandes diferencias físicas como los cuernos y las alas. También existen féminas dentro de los eredar aunque no son tan comunes. En la Meseta de La Fuente del Sol se pueden encontrar dos: Sacrolash y Alythess.

Sociología

Los eredar tienen una estructura social en la que los brujos de mayor poder copan los rangos más altos de la Legión Ardiente. Las habilidades más valoradas son la naturaleza de su magia, su rango, poder mágico y sobre todo, la inteligencia. Aquellos cuyas habilidades solo lleguen al lastimero punto de poder cambiar de forma estarán abocados a servir de lacayos de sus maestros que los tratarán como si no valieran nada.

Estas reglas se cumplen a rajatabla con los comandantes de la Legión. Archimonde goza de una gran reputación gracias a su enorme poder de destrucción (con el que destruyó Dalaran con una sola mano) mientras que Kil’jaeden es extremadamente astuto y malicioso lo que hace que su magia sea doblemente peligrosa.

Tipos

  • [71-72+] Mano del Falsario
  • [70+] Eredar Deathbringer
  • Eredar Diabolist
  • [70+] Eredar Sorcerer
  • Eredar Sorceror
  • [70+] Eredar Soul-Eater
  • Eredar warlock

Facciones

Legión Ardiente

  • Brujo eredar
    • Brujo Eredar
    • Demonio Eredar
    • Hechicero Eredar
  • Guardia de cólera

Incorruptos

  • Draenei – Actuales miembros de la Alianza.
    • Tábidos – No fueron corrompidos por Sargeras, sin embargo más tarde las influencias demoníacas los afectaron. Aún mantienen algunas similaridades con los eredar. Algunos pertenecen a la tribu de Akama o a los Kurenai de Nagrand.
      • Perdidos – Aunque ya no se parecen a la raza original, son algo similares a los Tábidos. Su tribu, conocida simplemente como los Perdidos mora en Retiro Fangoso.
        • Perdidos malditos – Perdidos más corruptos por culpa de los Trozos corruptos.

Eredar importantes

  • [??] Bruja Suprema Alythess – Jefe de la Meseta de La Fuente del Sol – Matable – Legión Ardiente
  • [63] Arazzius el Cruel – Líder de la Legión Ardiente en la Península del Fuego Infernal, reside en las Pozas de Aggonar – Matable – Legión Ardiente
  • [??] Archimonde el Rapiñador – Comandante de las legiones terrestres de la Legión. Murió durante la Batalla del Monte Hyjal, revivible en las Cavernas del Tiempo. – Fallecido / Matable – Legión Ardiente
  • [68+] Baelmon the Hound-Master – Al cargo de invocar canes de cólera en la Puerta de la Muerte de las Montañas Filospada. – Matable – Legión Ardiente
  • [70] Illidari Lord Balthas – Emisario de los orcos Faucedraco de Terrallende. – Vivo – Illidari
  • [68+] Demos, Overseer of Hate – Líder de la Legión en Campamento Forja: Odio de Nagrand – Matable – Legión Ardiente
  • [??] Lord Jaraxxus – Jefe del Coliseo de los Cruzados – Matable – Legión Ardiente
  • [69] Deathbringer Jovaan – Líder de la Legión en el Bastión de la Legión del Valle Sombraluna – Matable – Legión Ardiente
  • [??] Kil’jaeden el Falsario – Supremo Comandante de la Legión en ausencia de Sargeras / Invocado por Kael’thas en Azeroth y jefe final de la Meseta de la Fuente del Sol – Vivo / Derrotable – Legión Ardiente
  • [66+] Levixus el invocador de almas – Responsable de la corrupción de las almas de Auchindoun – Matable – Legión Ardiente / Auchenai
  • [??] Prince Malchezaar – Actual maestro de Karazhan – Matable – Legión Ardiente
  • [69] Warbringer Razuun – Líder de la Legión en la Forja Muerta del Valle Sombraluna – Matable – Consejo de la Sombra / Legión Ardiente
  • [73+] Reth’hedron the Subduer – Líder de la Legión en Nagrand – Matable – Legión Ardiente
  • [??] Lady Sacrolash – Jefe de la Meseta de La Fuente del Sol – Matable – Legión Ardiente
  • [??] Shartuul – Líder de los demonios del sur del Campamento Forja: Ira en las Montañas Filospada – Matable – Legión Ardiente
  • [20+] Sironas – Líder de los Halcón del Sol en la Isla Bruma de Sangre – Matable – Legión Ardiente
  • [72+] Socrethar – Líder de la Legión en el Trono de Socrethar de Tormenta Abisal – Matable – Legión Ardiente
  • [72+] Solus the Eternal – Invocado en el Alto Bash’ir de las Montañas Filospada – Matable – Legión Ardiente
  • Talgath – Uno de los más altos miembros de la Legión encargado de buscar a los draenei por todo el Vacío Abisal – Vivo – Legión Ardiente
  • [70+] Terrordar the Tormentor – Líder de la Legión en el Campamento Forja: Terror de las Montañas Filospada – Matable – Legión Ardiente
  • [60] Narixxus the Doombringer – Reside en la Escara Impía de las Tierras Devastadas – Matable – Legión Ardiente

Share

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.