WoW Crónicas II – La formación de los Clanes Orcos

800 años antes del portal oscuro

La revuelta de los ogros alteró drásticamente la jerarquía de la supervivencia de Draenor. Al romper la hegemonía de los ogrones y los gronns, el Imperio Goriano eliminó al mayor enemigo de los orcos de Gorgrond. Libres de sus cavernas subterráneas, los orcos establecieron asentamientos permanentes en la superficie por primera vez en generaciones.

La población de los orcos se disparó, tanto que la sobrepoblación pronto supuso un problema y la caza discriminada casi extinguió a los pocos animales de Gorgrond. Las tensiones entre las familias crecían pero, antes de convertirse en guerras abiertas, muchos orcos emigraban de la región. Aunque no ansiaban una existencia cómoda, pues los años de vida subterránea les confirieron gran fuerza y resistencia, necesitaban nuevas tierras en las que establecerse.

Poco a poco, los orcos que permanecieron en Gorgrond se dividieron en distintos clanes: Roca Negra (Blackrock), Riecráneos (Laughing Skull), Espada del Relámpago (Lightning’s Blade) y Faucedraco (Dragonmaw). El clan Blackrock controlaba gran parte de Gorgrond. Vivían en sus cavernas ancestrales estudiando la tierra y ampliando sus conocimientos sobre metalurgia y herrería. La preciado mena roca negra presente en la zona era difícil de extraer y moldear, pero en cuanto aprendieron sus secretos, los orcos lo emplearon para forjar increíbles armas y herramientas. Pronto, las armas del clan Blackrock se hicieron famosas por su resistencia y fiabilidad.

  

Banderas de los clanes Roca Negra, Riecráneos, Espada del Relámpago y Faucedraco

Los orcos que migraron al este se asentaron en las frondosas junglas de Tanaan, una región repleta de primigenios y por tanto extremadamente peligrosa, algo que los orcos no tardarían en comprobar. Aunque la caza era abundante, la jungla albergaba multitud de plantas y animales venenosos; un simple error entrañaba una muerte lenta y agónica. Eran comunes las historias sobre poderosos orcos paralizados por el mordisco de una serpiente, para luego desaparecer en la maleza arrastrados por criaturas desconocidas. Además, ciertas cavernas y grietas parecían vibrar con un siniestro poder. Algunos de los orcos que comulgaban con esta esencia oscura encontraban la gloria. Otros hallaban la locura.

Los orcos de Tanaan adoptaron un pensamiento salvaje y supersticioso. Los orcos que conservaron un ápice de cordura se unieron en el clan Foso Sangrante (Bleeding Hollow). Aquellos que sucumbieron a los impulsos oscuros de la naturaleza fueron exiliados y con el tiempo formaron un segundo clan más pequeño, los Mascahuesos (Bonechewer), famosos por su tendencia a recurrir al canibalismo en tiempos difíciles. Los dos clanes nunca fueron aliados pero raras veces guerreaban entre ellos; la selva era un enemigo lo bastante peligroso para ambos.

   

Banderas de los clanes Foso Sangrante, Mascahuesos, Lobo Gélido y Señor del Trueno

Los orcos que partieron hacia el oeste de Gorgrond se asentaron en la lóbrega y helada Cresta Fuego Glacial, conocida por sus brutales inviernos y su actividad volcánica. Algunos orcos decidieron adaptarse al entorno: dos clanes, los Lobo Gélido (Frostwolf) y los Garra Blanca (Whiteclaw), aprendieron a cazar junto a los lobos autóctonos de la región. Estos orcos incluso establecieron vínculos con los lobos y los entrenaron para el combate. Otros orcos, en cambio, se decantaron por someter la tierra. Los Señor del Trueno (Thunderlord) vagaban por las gélidas llanuras en grandes manadas cazando terribles gronns. Una sola presa les proporcionaba alimento para semanas, pero cuando la caza fracasaba, los orcos experimentaban grandes penurias.

Los orcos que se aventuraron hacia el sur encontraron la fértil y rica tierra de Talador. Tres clanes se asentaron en las montañas y llanuras de la región: los Filo Ardiente (Burning Blade), los Caminante Rojo (Redwalker) y los Vientoafilado (Bladewind).

  

Banderas de los clanes Filo Ardiente, Grito de Guerra y Sombraluna

Un cuarto clan emigró más al sudoeste, hacia las grandes llanuras de Nagrand. Los orcos de este clan, conocidos como los Grito de Guerra (Warsong), eran nómadas que recorrían las praderas sin establecerse en ningún lugar más de unos meses. Los Warsong se veían obligados a repeler constantemente al Imperio Goriano para mantener su presencia en Nagrand. Algunas generaciones de los Warsong prosperaron más que otras. A pesar de la potencia del clan en combate, a menudo sus guerreros provocaban demasiado a los ogros con consecuencias más que desastrosas.

El Clan Dragonmaw

En el idioma de los orcos, el clan Dragonmaw recibe el nombre de Nelghor-shomash o “Grito de las Bestias El clan se ganó el nombre tras domesticara los fieros rylaks, unos depredadores alados naturales de los alrededores de Gorgrond. Los Dragonmaw los llamaban afectuosamente nelgbor, o “bestias leales”. Más tarde, cuando el clan descubrió a los dragones de Azeroth, los definieron empleando el mismo término. Con el tiempo todos los orcos se referirían a los dragones como nelghor. Aunque el clan Dragonmaw jamás cambió de nombre, su significado varió sensiblemente.

Al sudeste, otro clan surgió en el Valle Sombraluna. Estos orcos habitaban lejos de los grandes asentamientos gorianos, por lo que vivían en una relativa paz. El clan Sombraluna (Shadowmoon) desarrolló un aprecio por el estudio de las estrellas y los cielos, y creían poder predecir el futuro a través de los movimientos astronómicos. Se trataba de orcos de corte profundamente místico, con rituales y tradiciones relacionados con la astrología y el respeto a los ancestros.

Mapa de Draenor - Territorios de los Clanes Orcos

Mapa de Draenor – Territorios de los Clanes Orcos

Regresar al índice de World of Warcraft: Crónicas Volumen II

Share

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.