WoW Crónicas I – La Traición de Illidan

La traición de Alamuerte supuso un terrible golpe para la moral de los elfos de la noche. Y peor aún, Illidan había desaparecido misteriosamente de sus filas. Muchos elfos de la noche temían por su vida» pero ninguno podía imaginar que, de hecho, el excelso hechicero había abandonado la resistencia.

Illidan tomó la decisión de emprender su propio camino por su relación con Malfurion. El hechicero siempre vivió a la sombra de su hermano. Aunque Illidan también estudió con Cenarius, carecía de la paciencia necesaria para dominar el druidismo y en vez de eso se decidió por la magia Arcana. Durante la guerra, una ferviente determinación de superar a su hermano se apoderó de Illidan, ansioso por convertirse en un héroe ante su pueblo.

Tyrande Susurravientos

Tyrande Susurravientos

Pero una y otra vez, las hazañas de Malfurion eclipsaban las de Illidan. Esto se hacía más evidente —pero no menos doloroso— en el deseo del hechicero de ganar el corazón de Tyrande Susurravientos. Cuando Illidan reunió finalmente el coraje necesario para profesarle su amor, la sacerdotisa lo rechazó. Illidan consideró su negativa como una señal de que había escogido a Malfurion como compañero.

Tras este amargo rechazo, Illidan se vio asaltado por pensamientos oscuros. Sin que el hechicero lo supiera, el sátiro Xavius estaba distorsionando sutilmente su mente y avivando las llamas de su desesperación.

El incipiente descontento de Illidan le llevó a abandonar la resistencia de los elfos de la noche. Partió dispuesto a unirse a la Legión con la esperanza de obtener un poder superior al de cualquier elfo. De este modo, creía Illidan, transcendería por fin a Malfurion y demostraría al mundo su grandeza.

Illidan transformado

Illidan transformado

Contra todo pronóstico, Illidan consiguió una audiencia con Sargeras. Su plan, robar la poderosa Alma de Dragón, intrigó al titán caído. Tan complacido estaba Sargeras que le concedió un poder excepcional a Illidan. Mutiló el cuerpo del elfo de la noche con tatuajes viles y abrasó sus ojos, iluminando las cuencas huecas con fuego de otro mundo. A pesar del terrible dolor, este acto final otorgó finalmente a Illidan la habilidad de percibir miríadas de clases de magia.

Nada más recibir sus poderes, Illidan partió a robar el Alma de Dragón. Durante el transcurso de esta peligrosa misión, el elfo de la noche rebelde encontró a Alamuerte y contempló el atormentado y destrozado cuerpo del Aspecto. Para mantener unido su cuerpo quebrado, Alamuerte se había clavado placas de adamantio a la espina dorsal.

Xavius

Xavius

La Derrota de Xavius

Malfurion derrotó finalmente a Xavius durante uno de los últimos enfrenamientos de la guerra. Con la ayuda de un joven elfo de la noche llamado Shandris Plumaluna, Malfurion atrapó al señor sátiro y distorsionó su cuerpo y su espíritu hasta transformarlo en un retorcido roble. El legado de Xavius, sin embargo, persistiría en Azeroth y hoy aún se encuentran sátiros en el mundo que contaminan la naturaleza con su magia maligna.

Al final, Illidan se hizo con el Alma de Dragón y entregó el artefacto a los expectantes Altonato, que emplearon de inmediato el arma para llevar a cabo la siguiente fase de su plan. Gracias al Alma de Dragón, pretendía abrir un gigantesco portal en el corazón del Pozo de la Eternidad.

Un portal que permitiría a Sargeras entrar en el mundo de Azeroth, Más adelante, Illidan clamaría que sus actos respondían a una causa noble, que se unió a la Legión para averiguar más sobre los demonios y la forma de destruirlos. Sin embargo, su insensata búsqueda de grandeza le atormentaría por siempre como un espectro, manchando para siempre su reputación.

Regresar al índice de World of Warcraft: Crónicas Volumen I

Share

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.