WoW Crónicas I – Moradores del Cosmos

Los Señores del Vacío

Los señores del Vacío son entidades monstruosas compuestas por energía oscura pura. Estas criaturas son crueles e inclementes más allá de la comprensión de los mortales. Compelidos por un hambre insaciable, los señores del Vacío ansían devorar toda la materia y la energía del universo físico.

En su estado natural, los señores del Vacío existen fuera de la realidad. Únicamente los más poderosos de entre ellos pueden manifestarse en el mundo real, aunque solo durante un tiempo limitado. Para mantener

Naaru

Naaru

su presencia en la realidad, los señores del Vacío necesitan consumir ingentes cantidades de materia y energía.

Los Naaru

Los naaru son criaturas benevolentes hechas de energía sagrada consciente. Con toda probabilidad, son la expresión más pura de la Luz que existe en la Gran Oscuridad del Más Allá. Los naaru han prometido traer la paz y la esperanza a todas las civilizaciones mortales y contener las oscuras fuerzas del Vacío que tratan de destruir la creación.

Los Titanes

Titanes

Titanes

Los titanes son colosales criaturas deiformes hechas de la materia primordial de la que nació el universo. Vagan por el cosmos como mundos andantes, imbuidos con la energía pura de la creación. Los titanes emplean esta increíble energía para encontrar y despertar a otros de su especie que aún duermen en los rincones más remotos de la Gran Oscuridad.

La Legión Ardiente

La Legión Ardiente es la fuerza más

Legión Ardiente

Legión Ardiente

destructiva de la Gran Oscuridad del Más. Allá. El titán caído Sargeras creó este vasto ejército demoniaco para arrasar con toda creación. La Legión Ardiente viaja de mundo en mundo destruyendo todo a su paso con su devastadora magia vil. Nadie sabe con exactitud cuántos mundos y civilizaciones mortales han perecido a manos de estos demonios y su sacrílega Cruzada Ardiente.

Los demonios que infestan las filas de la Legión Ardiente son altamente resistentes. Como sus espíritus están vinculados a El Vacío Abisal, resulta extremadamente difícil destruirlos de forma permanente. Cuando uno de ellos muere en el universo físico, su espíritu regresa a El Vacío para manifestarse de nuevo en un nuevo cuerpo. Para acabar definitivamente con el espíritu de un demonio, es necesario destruir a la criatura en Él Vacío Abisal mismo, en lugares del mundo peal impregnados de la influencia del Vacío o en las zonas

Dioses Antiguos

Dioses Antiguos

inundadas por las energías de la Legión Ardiente.

Los Dioses Antiguos

Los dioses antiguos son manifestaciones físicas del Vacío. Son encarnaciones de pesadilla: montañas de carne pútrida y tentáculos espasmódicos que crecen como tumores en los mundos que puebla la Gran Oscuridad. Estos entes malignos sirven a los señores del Vacío y existen con el único fin de transformar los mundos que infectan en nidos de desesperación y muerte.

Los Dioses Salvajes

Los dioses salvajes son manifestaciones primordiales

Dioses Salvajes

Dioses Salvajes

de la vida y la naturaleza. Los dioses salvajes habitan en el mundo físico de Azeroth, pero sus espíritus están ligados al etéreo Sueño Esmeralda. Muchos de los dioses salvajes se manifiestan bajo la forma de animales gigantescos como lobos, osos, tigres o aves.

Los Espíritus Elementales

Los espíritus elementales son criaturas primitivas y caóticas de fuego, tierra, aire o agua.

Espíritus Elementales

Espíritus Elementales

Fueron algunas de las primeras criaturas sentientes en poblar los jóvenes mundos del universo naciente y se manifiestan bajo una infinidad de formas y tamaños. Cada una de estas criaturas tiene una personalidad y un temperamento únicos, ambos marcados por el elemento del espíritu.

La presencia del quinto elemento —Espíritu— también afecta a la disposición de estos seres.

Un mundo sobresaturado de Espíritu puede generar elementales pasivos y faltos de poder físico, mientras que un mundo con poco Espíritu puede dar nacimiento a elementales agresivos y muy destructivos.

No-Muertos

No-Muertos

Los No-Muertos

Los no-muertos son mortales que fallecieron y quedaron atrapados entre la vida y la muerte. Estos trágicos seres obtienen su poder de las fuerzas nigrománticas que impregnan el universo. La mayoría de los no-muertos están impulsados por la venganza y el odio, que les lleva a destruir aquello que han perdido para siempre: la vida.

Regresar al índice de World of Warcraft: Crónicas Volumen I

Share

Deja un comentario

Your email address will not be published.