WoW Crónicas I – Introducción: Cosmología

Azeroth no es más que un pequeño mundo en un vasto universo. Un reino repleto de magia y seres de gran poder. Desde el amanecer de los tiempos, estas fuerzas han ejercido su influencia sobre Azeroth y el cosmos colindante, impulsando a las estrellas en el firmamento y dirigiendo el destino de incontables mundos y civilizaciones mortales…

Las Fuerzas Cósmicas

Luz y Sombra

La Luz y la Sombra son las fuerzas más primigenias de la existencia. A pesar de su naturaleza inherentemente antagónica, están ligadas a escala cósmica y una no puede existir sin la otra.

La Luz y la Sombra puras existen más allá de la frontera de la realidad, pero su presencia se deja notar en el universo físico. La Luz se manifiesta como magia sagrada, mientras que la Sombra (también conocida como «el Vacío») aparece como magia oscura.

Vida y Muerte

Las fuerzas de la Vida y la Muerte gobiernan la existencia de todos los seres que habitan el universo físico. Las energías de la Vida, conocidas comúnmente como magia de la Naturaleza, fomentan el crecimiento y la regeneración en todas las cosas. La Muerte, en cambio, se manifiesta como magia nigromántica y ejerce de contrapunto a la Vida. Es una fuerza inmutable que siembra la desesperación en el corazón de los mortales y empuja la existencia hacia la decadencia entrópica y el olvido final.

Orden y Desorden

Las fuerzas del Orden y el Desorden gobiernan los sistemas cósmicos del universo físico. El Orden se manifiesta más comúnmente en la realidad como magia Arcana. Esta energía es volátil por naturaleza, y esgrimir su poder requiere de gran concentración y precisión— Por el contrario, el Desorden se manifiesta como la destructiva magia vil. Esta salvaje energía es extremadamente adictiva y se alimenta drenando la fuerza vital de los seres vivos.

Los Elementos

Los elementos de fuego, aire, tierra y agua son las piezas primordiales que conforman toda la materia del universo físico. Desde tiempos inmemoriales, las culturas chamánicas han buscado vivir en armonía con los elementos o dominarlos y someterlos a su voluntad. Para ello, invocan a las fuerzas primigenias del Espíritu y la Putrefacción. Aquellos que buscan traer el equilibrio a los elementos convocan al Espíritu (conocido a veces como el «Quinto elemento» por los chamanes, o el «Chi» por los monjes), mientras que la Putrefacción es la herramienta de los chamanes que ansían subyugar los elementos y emplearlos como armas.

Dualidad elemental

Muchas culturas chamánicas han descubierto que los elementos pueden influir en ciertos estados emocionales. Por este motivo, los mortales a menudo asocian los elementos con diferentes sentimientos, tanto positivos como negativos.

FUEGO
Rasgo Positivo: Pasión
Rasgo Negativo: Furia
TIERRA
Rasgo Positivo: Estabilidad
Rasgo Negativo: Obstinado
ESPÍRITU
Rasgo Positivo: Valor
Rasgo Negativo: Ingenuidad
AIRE
Rasgo Positivo: Astucia
Rasgo Negativo: Locura
AGUA
Rasgo Positivo: Tranquilidad
Rasgo Negativo: Indecisión
PUTREFACCIÓN
Rasgo Positivo: Eficiencia
Rasgo Negativo: Crueldad

Regresar al índice de World of Warcraft: Crónicas Volumen I

Share

2 comentarios

    • Darkwatcher en 25 agosto, 2018 a las 4:53 pm
    • Responder

    leo me encantaria que estas crónicas fuesem descargables alguna vez, estas sumamente interesante y a mi siempre me ha gustado conocerlo “todo” acerca del universo fictisio de Azeroth.

    1. Darkwatcher, en World of Warcraft: Crónicas Volumen I encontrarás más contenido sobre el libro

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.