La Batalla de Lordaeron – vista previa Horda (Alfa)

Uno de los eventos que componen el parche pre-expansión de World of Warcraft: Battle for Azeroth será la Batalla por Lordaeron, donde la Alianza atacará la ciudad de Lordaeron (Entrañas) en represalia por el ataque de la Horda a Teldrassil

Ya hemos podido probar esta gesta en la Alfa, aunque una versión aún muy temprana, donde faltaban voces, escenas y cinemáticas por añadir.

Hemos realizado ambas gestas y las hemos grabado para vosotros en alta resolución con todos los detalles al máximo y subidas a 4k en Youtube.

Nota: Datos extraídos de la versión Alfa, pueden ser modificados, mejorados o incluso eliminados de la versión final.

Vídeo y fases – La Batalla de Lordaeron

Fases de la Gesta:

  1. Asediados: Encuentra a Colmillosauro
  2. Espías entre nosotros: Asegura el Barrio de los Magos.
  3. ¡Al centro!: Sigue a Colmillosauro al centro de la ciudad.
  4. Evacúa el centro de la ciudad: Evacúa el resto de Entrañas.
  5. ¡A la batalla!: Usa el portal para reunirte con Sylvanas Brisaveloz.
  6. Hazlos retroceder: Rompe su frente.
  7. Defiende la máquina de guerra de azerita: Defiente la máquina de guerra de azerita.
  8. Nuestra arma secreta: Usa añublo contra las fuerzas de la Alianza para hacer que retrocedan.
  9. Como el fuego salvaje: Las tropas de la Alianza han traspasado el muro. Reúnete con Nathanos Clamañublo para interceptarlas en un cuello de botella crucial.
  10. Mantenerlos a raya: Intercepta a la Alianza con Nathanos Clamañublo.
  11. Jaque al rey: Derrota al rey Anduin Wrynn y sus aliados.
  12. Grito de caos: Sylvanas ha ordenado la retirada.
  13. La Dama Oscura: Sigue a Sylvanas
  14. Fase final: 

Al detalle – La Batalla de Lordaeron

Los jugadores Hordas recibirán la misión The Battle for Lordaeron donde la Jefa de Guerra Sylvanas nos pide ayudarle en la defensa de Lordaeron.

Campeones de la Horda, ha llegado el momento.

La Alianza busca derrocar Entrañas y están poniendo bajo asedio la Fortaleza de Lordaeron. Tienes que informar al Alto señor supremo Colmillosauro de inmediato.

Date prisa, Rémol ya ha caído y no hay tiempo que perder.

Tras aceptar la misión entraremos en la gesta “La caída de Lordaeron” que se sucederá de la siguiente manera.

1. Asediados

Comenzaremos en Entrañas, en la cual no paran de caer cascotes del techo, debido al asedio que la Alianza está llevando a cabo. La población civil ya no está segura aquí y deberemos recibir órdenes de Colmillosauro. Tendremos que descubrir a los espías que hay dentro de la ciudad así como evacuar a los civiles para que se vayan a Orgrimmar.

Anastasia Hartwell dice: ¡Nos reuniremos en el Valle del Honor al llegar a Orgrimmar! ¡Aquí no estamos a salvo!

Alto señor supremo Colmillosauro grita: ¡Soldados de la Horda, ha llegado la hora!
Alto señor supremo Colmillosauro grita: Nuestros enemigos están atacando Entrañas y pretenden hacerse con Lordaeron.
Alto señor supremo Colmillosauro grita: Entrañas ya no es segura para los civiles. La batalla arrecia en la superficie y hay docenas de espías en las murallas de la ciudad.
Alto señor supremo Colmillosauro grita: Hemos acorralado a esos cobardes en el Barrio de la Magia y hemos asegurado el resto de la ciudad.
Alto señor supremo Colmillosauro grita: Vuestra misión consiste en sacarlos de su escondite y eliminarlos, y en evacuar a nuestros civiles a Orgrimmar sanos y salvos.

2. Espías entre nosotros

Nos adentraremos por toda Entrañas decubriendo espías de la Alianza y enviándolos de vuelta por donde vinieron así como evacuando civiles hasta que la zona haya quedado asegurada.

3. ¡Al centro!

Una vez el barrio de los magos queda libre de espías nos dirigiremos al centro de Entrañas junto a Colmillosauro aunque por el camino encontraremos a unos espías con información valiosa que quieren escapar con ella. Aunque los tenemos acorralados aparecen entre las sombras varios Druidas de la Zarpa que propician que escapen con la información.

Alto señor supremo Colmillosauro grita: ¡Más espías! ¡Los tenemos acorralados!
Mirabelle grita: ¡Estamos en peligro!
Renzik “Chafarote” grita: Tengo la información, ¡ahora solo falta escapar con ella!
Mirabelle grita: Tocan “plan B”…
Renzik “Chafarote” grita: <Silbido>
Alto señor supremo Colmillosauro grita: ¡Encontradlos!
Druida de la Zarpa grita: ¡Druidas de la Zarpa, al ataque!

4. Evacúa el ventro de la ciudad

Tras nuestro altercado llegaremos al centro de la ciudad con intención de evacuar a los civiles que quedan en esta zona aunque tendremos que eliminar también a los espías que han alcanzado esta zona.

Alto señor supremo Colmillosauro grita: Hemos asegurado los túneles, ¡abrid la puerta!
Guardia real del Terror grita: ¡Han surgido de la nada, están por todas partes!

5. ¡A la batalla!

Una vez la zona evacuada cruzaremos un portal que nos dirige a la fortaleza donde nos espera Sylvanas, Baine y muchos más guerreros de la Horda para luchar cuerpo a cuerpo con la Alianza. Recibimos instrucciones de Sylvanas y nos dirigiremos al frente junto a Colmillosauro.

Alto señor supremo Colmillosauro grita: ¡No hay tiempo que perder! ¡Usaremos un portal a la fortaleza para informar a la Jefa de Guerra!
Lady Sylvanas Brisaveloz grita: ¿Ya evacuaron Entrañas?
Alto señor supremo Colmillosauro grita: ¡Sí Jefa de Guerra!
Lady Sylvanas Brisaveloz grita: Entonces acabemos con esto de una vez por todas. Colmillosauro, reúne a tus tropas. Yo prepararé la máquina de azerita.
Alto señor supremo Colmillosauro grita: Campeones, ¡obedeced a vuestra Jefa de Guerra! ¡Es hora de alzarse en armas contra la Alianza!
Alto señor supremo Colmillosauro grita: Son muchos, pero nosotros somos más fuertes. ¡Somos la Horda! ¡Aplastamos a los que pretenden herirnos!
Alto señor supremo Colmillosauro grita: ¡Lok’tar ogar!

6. Hazlos retroceder

La Alianza está casi a las puertas de la fortaleza de Lordaeron, junto a Colmillosauro saldremos en oleada con intención de empujar hacia atrás a la Alianza, aunque no será una tarea fácil…

7. Defiende la máquina de guerra de azerita

Mientras hacíamos retroceder a la Alianza, nuestra Jefa de Guerra estaba preparando la máquina de guerra de azerita, que llega al campo de batalla y que deberemos defender de los soldados Alianza, que en oleadas intentarán acabar con ella.

Lacayo de Ventormenta dice: Fusileros, ¡preparaos! ¡Vamos allá!
Centinela darnassiana dice: Arqueros, ¡flechas preparadas! ¡Adelante!
Mechanoranger Cogspark dice: Dama y caballeros, ¡motores en marcha! ¡Atacad!

8. Nuestra arma secreta

Nuestros esfuerzos por defender la máquina de Azerita no son suficientes pero Sylvanas tiene un as bajo la manga, aunque Colmillosauro no se muestra conforme con el uso del Añublo, nuestra siguiente misión será esparcirlo por los campos de la fortaleza y llevarnos cuantos alianza podamos por medio.

Guardia de lodo grita: ¡Máscaras de gas! ¡Coged aquí vuestras máscaras de gas! Y si estáis de humor, ¡podéis coger una de estas mochilas y poneros a la faena!

Alto Señor Colmillosauro grita: ¡Soldados de la Horda! ¡Vuestros hermanos y hermanas yacen heridos en el campo de batalla! ¡No habrá honor en esta victoria si abandonamos a los nuestros!

Lady Sylvanas Brisaveloz grita: ¡Matadlos a todos, campeones! Escuchad bien, el rey Anduin y su ejército no han venido aquí de visita, ¡pretenden destruirnos! ¡No mostréis piedad, porque ellos no lo harán!

Alto Señor Colmillosauro grita:  Mantened vuestro honor, héroes. Lok-narash.

[ESCENA] – ¡Jaina llega! Sus fuerzas estallaron con éxito el muro de la Fortaleza de Lordaeron! Y por cierto quedó *totalmente* frío.

9. Como el fuego salvaje

El añublo hizo retroceder a la Alianza, creó diferencias entre Colmillosauro y Sylvanas pero la llegada de Jaina y la intrusión por el muro nos obliga a replegarnos. Sylvanas nos dará instrucciones para proseguir la batalla, seguiremos a Nathanos que dará instrucciones a Baine y nos llevará ante las fuerzas de reserva donde aguarda Lor’thermar.

Lady Sylvanas Brisaveloz grita: Colmillosauro ¿dónde te has metido?
Nathanos Clamañublo grita: Déjamelo a mi, Dama Oscura. Yo lideraré a las reservas en el asalto. La Alianza no irá más lejos, lo juro.
Lady Sylvanas Brisaveloz grita: Reúnete con Lor’themar. ¡Rápido! ¡No me falles, Nathanos!
Nathanos Clamañublo dice: Como ordenes, mi Reina.

Nathanos Clamañublo grita: ¡Héroes, seguidme!
Nathanos Clamañublo grita: ¡Baine! Reúne las catapultas y a todos los boticarios que encuentres. ¡Envíalos a la fortaleza de inmediato!
Baine Pezuña de Sangre dice: Sí, Clamañublo. Pero… ¿dónde está Colmillosauro?
Nathanos Clamañublo dice: ¡No podemos esperar! ¡Solo tenemos unos momentos antes de perder la ventaja del terreno!
Nathanos Clamañublo dice: Vamos a crear un cuello de botella que los obligará a pasar por el lado de la fortaleza y mermará sus filas.
Nathanos Clamañublo dice: ¡Los superaremos 10 a 1 en campo abierto!
Baine Pezuña de Sangre dice: Entendido. Me reuniré contigo en cuanto pueda.
Nathanos Clamañublo dice: No. Lor’themar y yo nos encargaremos de los intrusos. No puedo arriesgarme a dejar a la Jefa de Guerra desprotegida. Quédate a su lado.
Baine Pezuña de Sangre dice: ¿Cuánto crees que podrás retenerlos? ¿Cuál es la estrategia de la Jefa de Guerra?
Nathanos Clamañublo dice: Será mejor que te lo diga ella, ¡ahora vete!

Nathanos Clamañublo grita: ¡Campeones, conmigo! ¡Nos reuniremos en la fortaleza! ¡Órdenes de la Jefa de Guerra!
Nathanos Clamañublo grita: Lor’themar, ¡toma el mando de los forestales del flanco! ¡Posiciónalos en los tejados!
Lor’themar Theron dice: Será un placer, Clamañublo.
Nathanos Clamañublo grita: ¡Lanzadores de añublo al frente! ¡Debéis crear una barrera de añublo entre nosotros y el enemigo!
Nathanos Clamañublo grita: ¡Soldados! ¡En posición! ¡Se acerca la Alianza!

10. Mantenerlos a raya

Llegamos al patio trasero de la Fortaleza donde una enorme fuerza de renegados, abominaciones y máquinas lideradas por Nathanos y Lor’themar. Las fuerzas Alianza no son suficientes para esta acometida pero el Rey Anduin no quiere retroceder, quiere luchar aunque tenga que dar su vida.

Nathanos Clamañublo grita: Ahora somos nosotros los que os superamos en número.
Lady Jaina Valiente dice: Ese ejército es gigantesco… Solo tienes que dar la orden y nos pondré a salvo.
Anduin Wrynn dice: Si huimos ahora nos convertiremos en la presa. Lucharemos, ¡y moriremos si es necesario por aquello en lo que creemos!
Nathanos Clamañublo grita: ¡Se te acaba el tiempo, rey Anduin!
Nathanos Clamañublo grita: ¡VICTORIA PARA LOS RENEGADOS!
Anduin Wyrnn grita: ALIANZA, ¡MANTENED LA POSICIÓN!

Alleria Brisaveloz dice: ¡Deja que equilibremos la balanza, rey Wrynn!
Anduin Wrynn dice: ¡Alleria! ¡Gracias a la Luz que has llegado!
Alleria Brisaveloz dice: Siempre he sido muy oportuna, Majestad. Mekkatorque, ¿estás preparado para la batalla?
Manitas Mayor Mekkatorque dice: ¡Que no te quepa duda! He traído algunas máquinas más como refuerzo. ¡No dudes en sacarlas de paseo!

Anduin Wyrnn dice: Jaina, Genn, ayudadme con Clamañublo y Lor’themar.
Anduin Wyrnn dice: Alleria, llévate al resto de nuestras tropas y céntrate en aplastar al ejército enemigo.
Alleria Brisaveloz dice: A tus órdenes. Campeones, ¡conmigo!
Manitas Mayor Mekkatorque dice: ¡Mis máquinas están a tus órdenes!

11 Jaque al rey

Para suerte de la Alianza Alleria Brisaveloz llega usando sus poderes del vacío junto a Geblin Mekkatorque y de esta forma se igualan las fuerzas en la batalla.

Nathanos Clamañublo grita: ¡Ja, ja, ja! Mira quién se une a la reyerta. Bien, ¡contaba contigo para añadir emoción!
Alleria Brisaveloz grita: Es todo un honor, Clamañublo…
Lor’themar Theron grita: Los elfos del Vacío… ¡Debemos eliminar a esos traidores!

Lor’themar Theron dice: Sus ataques cesarán pronto. ¡Resistid!

12. Grito de caos

La balanza de la guerra se decanta a favor de la Alianza y sin dudarlo Sylvanas con su grito de guerra da la orden de batirse en retirada, aunque tiene preparada una sorpresa… Sylvanas hace explotar los, previamente estratégicamente colocados, bidones de añublo infectando absolutamente toda la zona que deja atrás su paso haciendo que la Alianza no pueda perseguirla.

Lady Sylvanas Brisaveloz grita: ¡Atención todos! ¡Seguid a Nathanos al patio! ¡Yo les bloquearé la retaguardia!
Lady Sylvanas Brisaveloz grita: ¡No os detengáis!
Lady Sylvanas Brisaveloz grita: ¡Ya casi estamos! ¡Aprisa, héroes!

13. La Dama Oscura

Una vez llegan al patio interior, se encuentra con Colmillosauro, el cuál había estado desaparecido desde que Sylvanas decidió soltar el Añublo contra las tropas de la Alianza dañando así a los propios heridos de la Horda. La relación de Sylvanas con Colmillosauro queda muy dañada tras este momento.

Lady Sylvanas Brisaveloz dice: Gracias por dejarte caer por aquí, Alto Señor Supremo.
Alto Señor Supremo Colmillosauro dice: Tenía que verlo con mis propios ojos. ¿Este era tu plan? ¿Así pretendes vencer? ¿Con una farsa… sin honor?
Lady Sylvanas Brisaveloz dice: El honor no significa nada para un cadáver, Colmillosauro. Tú gozas del lujo de poder subestimar a la muerte, pero yo la conozco demasiado bien.
Lady Sylvanas Brisaveloz dice: Puede que a ti no te importe que tu gente muera, siempre que sea con honor, pero yo creo que merece la pena salvar a la Horda. Quien no esté de acuerdo no merece luchar a nuestro lado.
Lady Sylvanas Brisaveloz dice: Así que muere como un guerrero, señor supremo Colmillosauro. A mí me da igual. Quizá resucite tu cadáver destrozado para que me sirvas una vez más.
Lady Sylvanas Brisaveloz dice: O puede que tengas la ocasión de saludar a tu hijo.
Lady Sylvanas Brisaveloz dice: Campeones, conmigo. Os invito a presenciar el gran final.

14. El gran final

Aquí vendrá una escena cinemática que aún no está incluida en esta versión del juego aunque sabemos a través de datamining qué sucederá.

[ESCENA] – Sylvanas está esperando en la sala del trono cuando Anduin llega. Anduin le da la oportunidad de rendirse. En su lugar, ella hace estallar toda la ciudad. ¿Qué esperabas?

Una vez de regreso en Orgrimmar, nos veremos con Nathanos Clamañublo en el Valle da la Fuerza para proseguir nuestra campaña.

No tengo palabras en este momento, héroe.

Datos originales de WowChakra

Share

7 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Kaul on 16 abril, 2018 at 9:23 am
    • Responder

    Saurfang! vente para el lado de los azules, esa bruja no conoce de honor- pfff salvar a la Horda matando a sus propios heridos? ¿resucitarlo como un cadáver?¿saluda a tu hijo?…en serio Sylvanas eso es lo mejor que tienes?…creo que el mayor daño que hizo Arthas no fue haber dejado detrás al ejercito del Scourge (Azote), sino haber devuelto a la vida como no-muerto a esta sabandija llamada Sylvanas…definitivamente está fuera de control

    • The Lich King on 16 abril, 2018 at 1:09 pm
    • Responder

    Lo sabia sabia que no tenia ni gota de honor la maldita y asquerosa no muerta esa! Ya vez Go’el lo que pasa cuando dejas a incompetentes como Vol’jin a cargo de todo lo que construiste ahora el lo dejo en manos de a una que le importa menos todavia! La verdad es que no se que tienen en esa cabeza si una nuez de cerebro o LODO!

      • Proscopio on 17 abril, 2018 at 7:21 am
      • Responder

      Suave hijo que se te botan las bilis jajaja, tú verás que al final va a resultar que la amas… porque tanto odio no puede ser normal.

        • The_Lich_King on 22 abril, 2018 at 3:36 pm
        • Responder

        La verdad es que la desprecio desde que era Ranger Forestal con su prepotencia pensando que Quel Thalas era inexpugnable y Arthas jamas llegaria al Pozo del Sol! Lo unico que lamento es que la reviviera ahora somos nosotros los que tenemos que soportarla!

    • El Cid on 14 julio, 2018 at 12:35 pm
    • Responder

    He oido que cuando Voljin muere, le llegan visiones espirituales, que Silvanas sera una buena Jefe de Guerra, y ahora esta haciendo lo que le da la gana. ¿Alguien me puede explicar esto?

    1. Si el dice que los espíritus le han dicho que sea ella, pero recuerda que a veces los “espíritus”, no es lo que parece, así paso con la horda en Draenor y exterminaron a los Draenei. Sylvanas dentro de su locura ella cree que esta haciendo el bien para la Horda.

    • El Cid on 14 julio, 2018 at 3:04 pm
    • Responder

    Leoric, al principio no entendi tu comentario, pero al fin si. Lo mismo le paso a Valeera Sanguinar, cuando estaba enferma en Forjaz; Silvanas no es la primera.

Deja un comentario

Your email address will not be published.