Agamaggan

Agamaggan es uno de los ancestros, un gigantesco jabalí cuya leyenda dice que vagaba entre las primeras criaturas vivientes en Azeroth. El cuerpo de la criatura estaba rodeado por vides espinosas. Su inmenso apetito hacía que su cuerpo crezca al pasar los años, haciendo de él un gigante de fuerza brutal, usando sus vides espinosas y colmillos como armas. Agamaggan fue a menudo cazado por trol, sin éxito.

Características generales

  • Nombre: Agamaggan
  • Género: Masculino
  • Raza: Jabalí (Ancestro)
  • Ocupación: Semidiós
  • Localización: Zahúrda Rajacieno (restos)
  • Estado: Fallecido, su espíritu descansa en el Horado Rajacieno
  • Allegado(s): Jabaespines (descendencia mortal)

Biografía

Guerra de los Ancestros

Esta sección aborda contenido exclusivo de novelas e historias cortas.

Durante la Guerra de los Ancestros, 10 milenios atrás, Cenarius buscó la ayuda de Agamaggan convenciendo al dios jabalí que si la Legión Ardiente ganaba la guerra, toda la vida podría ser destruida en el mundo. Agamaggan asaltó el fuerte de Azshara, el Palacio Eterno, matando a miles de guardias apocalípticos y guardias viles con furia. Entre sus habilidades, Agamaggan pudo aplastar el suelo con su inmensa pezuña, botando ácido corrosivo contra sus enemigos y lanzando una lluvia de truenos que podía despegar de su espalda causando daños considerables.

La batalla entre Agamaggan y los demonios fue muy larga, iban a través del continente, hacia el oeste. Agamaggan luchó contra el Señor del Foso Mannoroth (teniente de Archimonde y sirviente de Sargeras). Finalmente, Agamaggan cayó antes de que la Legión lo sacrifique, pero su ayuda fue vital, permitiendo a Malfurion y a otros entrar al fuerte de Azshara y alcanzar el Pozo de la Eternidad.

Legado

Agamaggan fue asesinado en las tierras conocidas actualmente como Los Baldíos, cerca a la Tierra de Gigantes. Los jabaespines creen que en el lugar donde se derramó la sangre de Agamaggan, las tierras hicieron crecer gruesas vides espinosas que lo caracterizaban. La sangre derramada creó gemas rojas llamadas esquirlas de sangre, las cuales los jabaespines usaban como tótem para ampliar su magia y les daban temporalmente aumentos de fuerza, inteligencia, agilidad, velocidad y otros más. La leyenda dice que Agamaggan podría andar entre la vida algún día, y que los jabaespines esperarían ese día. El semiogro Rexxar encontró un santuario cuando viajaba por una cueva infestada de jabaespines, y comentó que parecía estar dedicado a un dios-jabalí primitivo.

Cataclysm

Esta sección aborda contenido exclusivo de Cataclysm.

Charlga Filonavaja, líder de los jabaespines que los ha conducido a la oscuridad, tenía por fin resucitar al semidiós Agamaggan, pero sus rituales violentos y oscuro iban muy en contra a la actitud noble y protectora del ancestro. El espíritu de Agamaggan está ubicado dentro del Horado Rajacieno y pide ayuda a los aventureros para que acaben con Charlga y rediman a sus hijos.

RPG

Esta sección aborda contenido exclusivo de Warcraft RPG.

Espíritu

Se cree que el espíritu de Agamaggan reside después de la muerte. Hoy es el patrón de las tribus jabaespines, de los cuales casi todos reverencian al dios jabalí y oran por su regreso. Además, mantienen la esperanza de reunirse con Agamaggan después de la muerte. Desde su regreso a las raíces salvajes, algunos clanes orcos empezaron a adorar a Agamaggan al igual que algunos elfos de la noche que respetan su fuerza y coraje y ruegan por un regreso a lo más salvaje y menos tiempo devastado en el que viven. Esta adoración usualmente toma la forma de sacrificios y el consumo de ofrendas quemadas.

Share

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.