Arathor

Arathor fue la primera gran nación humana de Azeroth, llegando a constituir un Imperio llamado Imperio de Arathor o Imperio Arathoriano. Su fundación fue el resultado de la unión de varias tribus de los Reinos del Este conocidos como los Arathi. Su capital estaba situada en Strom, donde ahora se ubica la fortaleza semi-abandonada de Stromgarde.

Creación y guerra

Dándose cuenta de la amenaza creciente que suponían los trolls, las tribus Arathi decidieron iniciar una campaña de expansión, conquistando territorio enemigo y ofreciéndoles la posibilidad de unirse a ellos de manera pacífica y en igualdad de condiciones. De esta manera el Imperio de Arathor se convirtió rápidamente en una poderosa nación cuya capital fue situada en Strom.

En el norte, los Elfos nobles de Quel’Thalas, se encontraban en una difícil situación debido al acoso de los trol. Sintiendo cerca su derrota, mandaron emisarios a Strom para solicitar ayuda del Rey humano Thoradin. A cambio, los elfos accedieron a instruir a cien humanos en el uso de la magia. La unión del poderoso ejército de Stromgarde, y la magia de los elfos fue un obstáculo insalvable para los trolls que fueron fácilmente derrotados. Este conflicto entre razas fue recogido más tarde en en los libros de historia como las Guerras Trol.

Disolución

Tras la derrota de los trols, los magos humanos decidieron abandonar Strom y fundar su propia nación, Dalaran dedicada al estudio y uso de la magia. En esa época, se fundaron también las ciudad-estado de Gilneas, Alterac, y Kul Tiras. La mayoría de la nobleza decidió trasladarse desde Stromgarde a las fértiles tierras del norte, fundadndo Lordaeron, mientras que el Rey Thoradin emprendió un viaje hacia el sur que le llevó a fundar el Reino de Azeroth. Los pocos que permanecieron fieles a sus orígenes y se quedaronen Strom, bautizaron su reino y pasaron a llamarse Stromgarde, los vestigios de lo que una vez fue un gran imperio.

Ramificaciones modernas

A pesar de que las naciones humanas permanecieron siempre independientes, decidieron unirse durante la Segunda Guerra formando la Alianza de Lordaeron para derrotar a la Horda orca que había invadido Azeroth. Lord Anduin Lothar, último descendiende de los Arathi, solicitó la presencia de los altos elfos como pago por la ayuda que los humanos les prestaron en el pasado durante las Guerras Trol.

 

Share

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.