Mensajes de Illidan a Tyrande y Malfurion

Con la inclusión del Parche 7.3.2 se han añadido nuevas líneas de diálogos para muchos de los PNJ’s importantes de World of Warcraft. Entre ellas destacamos las siguientes.

Mensajes de Illidan a Tyrande y Malfurion

Como ya deberíais saber si habéis seguido nuestros otros artículos de Lore, Illidan se sacrifica por todos y se queda para toda la eternidad como carcelero de Sargeras en el Trono del Panteón, junto al resto de Titanes. En un acto de última voluntad se dirije a nosotros para que entreguemos un mensaje a su siempre amor no correspondido Tyrande y su hermano Malfurion. *Nota: estos diálogos no son traducciones, son los originales del cliente de juego en español*

Illidan nos encomiendo entregar los mensajes

Illidan dice: Adalid… tengo que hablar contigo.
Illidan dice: En el momento en que se abrió el camino a Argus… En el instante en que observé el mundo natal de la Legión… supe que no regresaría.
Illidan dice: Afrontaré mi destino, sea el que sea. Pero… he dejado ciertos asuntos sin resolver. Viejas heridas que me gustaría cerrar.
Illidan dice: El cristal contiene dos mensajes: uno es para mi hermano Malfurion y el otro para Tyrande. Te confío la misión de entregarlos en mi nombre, adalid.
Illidan dice: Cuando hayan oído mis palabras, deja el cristal en la cima del Monte Hyjal, sobre la orilla del Pozo de la Eternidad.

Illidan dice: Adalid, has presenciado ecos de mi pasado. Te pido tu ayuda para poner fin a estos últimos asuntos.
Illidan dice: El Pozo de la Eternidad. No soy un sentimental… pero, si hay algo que representa mi compromiso con Azeroth, es la fuente de poder que creé hace tanto tiempo.
Illidan dice: Pero ya basta de pensar en el pasado. El cristal que te dejé no tiene dos mensajes, sino tres. El último es para ti, adalid.
Illidan dice: Has demostrado tu compromiso con Azeroth. Tu dedicación y tu sacrificio superan a los míos. Pero se te exigirá más. Mucho más.
Illidan dice: Mientras hablamos, los enemigos se agrupan y la oscuridad se expande. De hoy en adelante, la defensa de nuestro mundo… de lo que amamos… dependerá de ti.

Illidan

Mensaje de Illidan a Tyrande

Jugador dice: Illidan me pidió que te trajese este cristal.
Tyrande dice: Noto el poder de un hechicero en este cristal.
Tyrande dice: A lo largo de mi vida he visto dos cataclismos. Madre Luna, espero no ver un tercero.

Illidan dice: Tyrande, hace mucho confiaste en mí lo suficiente como para desafiar los deseos de Malfurion y liberarme de mi prisión.
Illidan dice: Pero, con el tiempo, perdiste la fe en mí. Al igual que mi hermano, acabaste creyendo que mis decisiones me arrastraron a la oscuridad.
Illidan dice: Debes saber que todas mis elecciones tenían un único propósito: salvar nuestro mundo. Las medias tintas nunca fueron una opción.
Illidan dice: En momentos de duda, me aferré a una constante. A un soporte. A ti…
Illidan dice: Siempre has encarnado lo mejor de Azeroth, Tyrande. Tu fe. Tu devoción. Nunca dejé de creer en ti, ni en los peores momentos.
Illidan dice: Ahora mi destino y mi deber están claros. Os confío la defensa de Azeroth a ti… y a mi hermano.
Illidan dice: Cuida de él, Tyrande. Aunque en ocasiones deseé que tu corazón hubiera tomado otra decisión, al final… sé que tomó la correcta.

Tyrande dice: Contiene palabras de arrepentimiento, aunque me pregunto si serán sinceras.
Tyrande dice: Tras la derrota de Illidan en el Templo Oscuro, intenté dejar a un lado mis sentimientos… mi desconfianza y mi amargura.
Tyrande dice: Cuando descubrí que estaba vivo y que encabezaba la lucha contra la Legión en la Costa Abrupta… No me decidí a hablar con él.
Tyrande dice: Y ahora es demasiado tarde. Él tiene un deber que cumplir… al igual que nosotros. Pongámonos en marcha.

Mensaje de Illidan a Malfurion

Jugador dice: Illidan me pidió que te trajese este cristal.
Malfurion dice: El cristal… emite una voz familiar.

Illidan dice: Malfurion, la primera vez que nos peleamos estábamos en el vientre de nuestra madre. La lucha ha marcado nuestras vidas.
Illidan dice: Las enseñanzas de Cenarius siempre fueron tu vocación. La mía fue distinta.
Illidan dice: Buscaba poder… pero no para conquistar ni gobernar. Era un medio para un fin: salvar Azeroth de un enemigo imparable.
Illidan dice: Siempre desconfiaste de mis intenciones… Claro que tampoco te lo puse fácil.
Illidan dice: Pero ahora que mi destino es cada vez más evidente, quiero poner fin al conflicto que siempre nos ha separado.
Illidan dice: Aunque destruyéramos a la Legión, surgirían nuevas amenazas. Eres en quien más confío para acabar con ellas, hermano.
Illidan dice: Te has pasado la vida luchando por el sueño de lo que Azeroth podría llegar a ser. Ahora debes luchar por lo que es.
Illidan dice: Cuida de Tyrande. Escucha sus consejos. Siempre fue la mejor de nosotros.
Illidan dice: El camino que os espera será largo. Pase lo que pase, brinda honor al nombre Tempestira.

Malfurion dice: Mi hermano tomó decisiones egoístas. Causó dolor a muchos. Sus transgresiones son… difíciles de perdonar.
Malfurion dice: Y, sin embargo, hubo buenos tiempos en los que luchamos por una causa común, en los que compartimos un propósito.
Malfurion dice: Pero basta de lamentos. Debemos encargarnos de curar nuestro mundo, adalid.

Share

1 comentario

    • JDLA en 28 septiembre, 2017 a las 5:23 pm
    • Responder

    ¿Y el tercer mensaje para el adalid donde esta, ese es el duro?

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.