Uther el Iluminado

Lord Uther the Lightbringer (WC2, WC3), Sir Uther Lightbringer, Uther el Traedor de Luz (RPG), Uther el Portador de Luz, Uther el Iluminado o el Luminoso (WoW); o simplemente Lord Uther, fue el fundador de la sagrada orden de paladines llamada la Mano de Plata al mando de la cual combatió contra la Horda durante la Segunda Guerra. En la Tercera Guerra, Uther fue traicionado y asesinado por su pupilo predilecto, el Príncipe Arthas, mientras guardaba la urna que contenía las cenizas de su padre, el Rey Terenas.

Características generales

  • Nombres: Uther el Iluminado
  • Título: El Iluminado
  • Género: Masculino
  • Raza: Humano (Humanoides)
  • Clase: Clérigo (lore); Caballero (ToD); Paladín (WC3); Luchador, Paladín guerrero {WCRPG} Paladín guerrero épico (WCRPG)
  • Afiliación: Alianza de Lordaeron, Reino de Lordaeron, Caballeros de la Mano de Plata
  • Ocupación: Primer paladín, Gran Maestro de la Mano de Plata
  • Localización: Enterrado en Colina de las Penas (Tierras de la Peste del Oeste); su espíritu aparece en Cámaras de Reflexión (Ciudadela de la Corona de Hielo)
  • Estado: Fallecido; asesinado por Arthas
  • Allegado(s): Arthas Menethil (sobrino adoptado)
  • Mentor(es): Alonsus Faol
  • Estudiante(s): Arthas Menethil, Mehlar Dawnblade
  • Compañero(s): Steadfast (corcel)

Biografía

El paladín

Uther fue un caballero y un clérigo aprendiz del Arzobispo Alonsus Faol en la Primera Guerra y ha adorado a la Luz Sagrada desde su juventud. Uther conoció al arzobispo cuando era simplemente el Obispo Faol, quien sirvió a Uther como asesor espiritual y mentor. La caída de Azeroth hizo que Faol se dé cuenta que la fe no es suficiente para luchar contra las fuerzas del mal mundiales. Decidió crear una nueva orden que pudiera luchar contra el mal uniendo al don de la Luz y las proezas de la guerra. Ofreció a Uther un lugar entre ellos, los Caballeros de la Mano de Plata, los paladines habían nacido. En la Capilla de Alonsus en Stratholme, Uther se convirtió en el primero de la nueva orden, y su líder. Fue un momento glorioso para la Alianza y para los creyentes de la Luz Sagrada.

Segunda Guerra

Uther participó de algunos de los más sangrientos combates de la Segunda Guerra, incluyendo el asedio a Lordaeron de Orgrim Doomhammer, en la cual ayudó en la victoria sobre la Horda. Fue nombrado “Portador de luz” por Turalyon, un paladín hermano y por el teniente Anduin Lothar, después de la batalla de Blackrock Spire.

Uther se dirigía al Lago Darrowmere cuando fue atacado por piratas de Alterac. Esto reveló que el reino de Alterac había traicionado a la Alianza. Entre sus hazañas, Uther lideró el asalto final al clan Burning Blade en el Portal Oscuro, junto a Turalyon.

Tras el fin de la Segunda Guerra, Uther continuó sirviendo como un leal y protector caballero. Resolvía las disputas entre los hombres y los problemas violentos con otras criaturas amenazadoras. Al ser ya uno de los paladines de élite, se le asignó la misión de instruir al talentoso y prometedor hijo del Rey Terenas, Arthas Menethil (quien luego se convirtió en el Rey Exánime) y guiarlo en la fe de la Luz. Se convirtieron en bueno compañeros, tanto así que Uther era como un tío para él.

Invasión de La Plaga

Esta sección aborda contenido exclusivo de Warcraft III.

Cuando comenzaron los primeros problemas de la Tercera Guerra, Uther estaba orgulloso de que Arthas se uniera a sus fuerzas para defender Strahnbrad. Los orcos del clan Blackrock habían invadido el pueblo, y en ese entonces se encontraban bajo el liderazgo del mortal maestro de las espadas, Jubei’Thos. Mientras Uther defendía el pueblo, Arthas trabó batalla con los orcos. Entre ambos destruyeron el campamento y derrotaron a Jubei’Thos temporalmente.

Tras esto, Uther dejó la acción hasta que cierto día, Jaina acudió a él sin avisar. Había venido apresurada desde Vega del Amparo con malas noticias, La Plaga estaba atacando el emplazamiento de los paladines. Uther reunió rápidamente a los Caballeros de la Mano de Plata y partieron a la ciudad que ya había sufrido bastante daño, mientras Arthas retenía el ataque. Horrorizado, humillado y turbado por la casi perdida batalla, Arthas partió a Stratholme, donde esperaba encontrar a Mal’Ganis, al que le atribuía ser el creador de la Plaga. Uther lo siguió y para su sorpresa, los habitantes de la ciudad habían sido infectados por la peste. Arthas, sabiendo lo que ésto conllevaba, ordenó a Uther que purgara la ciudad asesinando a todos sus habitantes. Uther, atónito por la decisión que había tomado el príncipe de Lordaeron, rehusó cumplir dicha orden, lo que motivó que un furioso Arthas cargara contra él acusándolo de traición y disolviendo la Orden de la Mano de Plata. Uther se retiró para no podía presenciar la masacre que se iba a realizar a gente inocente.

Arthas partió a Rasganorte para ir en busca de Mal’Ganis. Su padre, el Rey Terenas y Uther enviaron allí a un emisario para que fuera a buscarlo y lo trajera de vuelta. Arthas finalmente regresaría varias semanas después, aunque muy cambiado. A pesar de todo, la capital de Lordaeron festejó y celebró el regreso de su héroe. Pero la alegría cambió a horror cuando Arthas procedió a la sal del trono y clavó la espada rúnica Agonía de Escarcha por el cuello de su padre.

Muerte

Terenas fue incinerado en una ceremonia y sus restos se guardaron en una urna especial. Uther, consternado por haber perdido a dos de sus grandes amigos, se ofreció para guardar la urna en Andorhal. El pueblo fue invadido por Arthas y sus esbirros no-muertos que buscaban la urna mágica para fines nigrománticos. Uther luchó contra Arthas y sus secuaces, pero cayó derrotado tras una épica batalla, asesinado a manos de su pupilo, a quien apreciaba entrañablemente.

Luego de su caída, el cuerpo de Uther fue levantado por miembros de la Alianza y puesto en reposo en una gran tumba. La localización actual de la tumba se encuentra en las Tierras de la Peste del Oeste, al este de Campamento del Orvallo, el único lugar de luz en tierras de oscuridad. La placa en la tumba dice:

Aquí yace Uther el Iluminado

Primer paladín, fundador de la orden de la Mano de Plata

Uther vivió y murió para defender el reino de Lordaeron. Aunque fue traicionado por su discípulo más amado, creemos que su espíritu pervive. Continúa observándonos, aun cuando las sombras acechen nuestra tierra desolada. Su luz es la luz de toda la humanidad y, siempre que hagamos honor a su memoria, esta nunca se perderá.

— Anónimo

Legado

Aunque su cuerpo fue asesinado, no fue suficiente como para destruir al que fue un gran campeón de la Luz. Los que visitan su tumba en las Tierras de la Peste del Oeste pueden comprender el significado de las palabras talladas en la inscripción de su tumba. Su espíritu sigue vivo, apareciéndose a los aventureros de la Alianza y de la Horda que lo visiten. Su fantasma expresa sabiduría, palabras de gratitud a aquellos que vienen a honrar su memoria y palabras de perdón a los que siguen perjudicándolo, aún en la muerte.

Uther es visto como un héroe y un mártir que daría su vida por su nación, orden y rey. Al ser el creador de los Caballeros de la Mano de Plata, comandante en la Segunda Guerra, por ser fundamental en levantar y llevar a la Alianza a la victoria tras la muerte de Anduin Lothar, se lo ha inmortalizado como uno de los más grandes y sagrados caballeros en los corazones de muchos.

Sin embargo, hay paladines que lo criticaron por las mismas cosas por las que es alabado. Dicen que Uther era tan leal al trono que no se atrevió a detener Arthas de asesinar a los ciudadanos de Stratholme. A pesar de esto, Uther es visto como una fuente de esperanza e inspiración para muchos, y una representación de la devoción ciega y la negligencia de otros.

Personalidad

Aunque celosos y degradados, los ojos de Uther muestran bondad y sabiduría. Era el principal defensor de Lordaeron pero lamentaba que la violencia era la única manera de resolver algunos problemas. Posee una voz viva y de mando y una gran fuerza física. Puede demostrar ternura y compasión aunque no soporta a los necios. Es el epítome del paladín guerrero, un enemigo muy poderoso ante sus enemigos y un bastión de esperanza a sus aliados.

World of Warcraft

Esta sección aborda contenido exclusivo de World of Warcraft.

Originalmente, la Tumba de Uther en las Tierras de la Peste del Oeste era sólo un punto en el mapa. Durante el Festival de la Cosecha, los jugadores de la Alianza veneran su tumba en A [30] En honor a un héroe.

The Burning Crusade

Esta sección aborda contenido exclusivo de The Burning Crusade.

Con la llegada de los elfos de sangre y draenei, se añadieron nuevos personajes por todo Azeroth, incluyendo al mismo Uther, en forma de fantasma a quien los jugadores debían visitar con distintas intenciones. La Alianza, por medio del draenei Anacoreta Truuen buscaba una reliquia sagrada que el paladín poseyó antes de su muerte para llevarla a su tumba, mientras que la Horda, por medio del elfo de sangre Mehlar Hojalba pretendía contaminar la ya mencionada reliquia y profanar la misma tumba, para vengarse de él por su relación con Arthas, que destruyó el reino de Quel’Thalas. Ambos envían jugadores a la torre de Vega del Amparo para obtener la Marca del Iluminado.

Wrath of the Lich King

Esta sección aborda contenido exclusivo de Wrath of the Lich King.

Uther hace una corta aparición en las Cavernas del Tiempo, precisamente en la mazmorra de la Matanza de Stratholme; donde se reviven los eventos ocurridos en La matanza.

Cámaras de Reflexión

El alma de Uther fue consumida por la Agonía de Escarcha luego de caer a manos de Arthas, su espíritu es invocado por Jaina o Sylvanas en las Cámaras de Reflexión. Advierte que alguien debe tomar el lugar del Rey Exánime si Arthas es destruido y que el Rey Exánime sólo puede ser derrotado en el mismo lugar en el que fue creado, el Trono Helado.

Uther también está envuelto en la cadena de misiones de Quel’Delar. Cuando un jugador entra a las salas en la misión N [80] Las Cámaras de Reflexión con la [Quel’Delar templada] y la acercan al altar de la Agonía de Escarcha, la espada cobrará vida y atacará al grupo. Uther dice a los jugadores que para limpiarla de su maldad, deben llevarla a la Fuente del Sol en la Isla de Quel’Danas y sumergirla en sus aguas.

Luego de la derrotar del Rey Exánime, se puede obtener un Cofre sellado que contiene múltiples objetos, entre los cuales se encuentra un Distintivo de la Mano de Plata,que se lleva a la alma de Uther, liberada de la prisión de la Agonía de Escarcha.

Uther el Iluminado dice: Arthas… Ala y héroe de Azeroth.

Uther el Iluminado dice: Me concedes un regalo mucho mayor de lo que crees.

Uther el Iluminado dice: Me he esforzado durante mucho tiempo para perdonar al príncipe sus terribles transgresiones.

Uther el Iluminado dice: Mi alma se ha visto sacudida por una ansiedad insoportable de pensamientos oscuros que me distanciaban de la Luz.

Uther el Iluminado dice: Recuerdo claramente el brillo del orgullo de sus ojos mientras estaba ante mí, deseoso de vencer a los enemigos de la Luz…

Uther el Iluminado dice: Deseoso de defender a su pueblo, sin importar el precio.

Uther el Iluminado dice: Este es el recuerdo de Arthas que elegí guardar en mi corazón.

Uther el Iluminado dice: Siempre estaré en deuda contigo, amigo mío.

Uther el Iluminado dice: Gracias.

Cataclysm

Esta sección aborda contenido exclusivo de Cataclysm.

En Cataclysm, la estatua de Uther reemplaza a la de Alonsus Faol en la Plaza de la Catedral de la Ciudad de Ventormenta. Terran “Justicia” Gregory y Deva Marie honran el monumento al gran héroe.[10] La placa en la estatua dice:

Uther el Iluminado

Un recto paladín, un hombre honorable y un querido amigo. Nunca te olvidaremos, hermano.

Misiones

Desde su posición en Cámaras de Reflexión está relacionado con la misión:

  • A [80] La redención del Iluminado

Share

2 comentarios

    • THe_LiCH_KiNG en 15 mayo, 2017 a las 12:51 pm
    • Responder

    Realmente a mi ver este no era mas que un pomposo creido con ansias fanaticas que creia que todo era blanco o negro! Me alegro que Arthas lo quitara del medio! No tengo mas que agregar!

    • Darkwatcher en 21 noviembre, 2017 a las 6:53 pm
    • Responder

    despues de todo uther me parece un buen hombre su fidelidad en la luz fue lo que le ayudo a vivir tantos anos lleno de virtudes, aunque no me molesto que arthas acabara con el para nada.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.