Eonar, la Guardiana de la Vida

Eonar

Eonar la Guardiana de la Vida es una titán vanir de piel de bronce. Posee un bastón de alabastro y flores a sus pies. Miembro de El Panteón  y es la protectora de la vida, naturaleza y curación en el universo y la esposa de Aman’Thul el Alto Padre.

Características generales

  • Nombre: Eonar
  • Título: La Vinculadora de Vida, Guardiana de la Vida
  • Género: Femenino
  • Raza(s): Titán vanir
  • Clase: Curador, Druida, Druida de la Garra (RPG)
  • Afiliación: El Panteón
  • Ocupación: Dama de la Vida, Gran Madre
  • Localización: Desconocida
  • Estado: Activa
  • Allegados: Aman’Thul (consorte), Golganneth (hijo)

Historia

Al igual que los otros miembros del Panteón, Eonar nació de un alma-mundo en algún lugar de la Gran Oscuridad y ayudó al Panteón a ordenar el universo.

Cuando Sargeras, campeón del Panteón, transmitió su descubrimiento sobre los planes de los señores del Vacío de usar a los dioses antiguos para transformar un alma-mundo en un inenarrable poderoso ser oscuro, instó a los otros titanes que la única manera de salvar el universo era purgar toda vida. Sostuvo que desde que si la vida se había arraigado en el cosmos una vez, podría hacerse de nuevo. Horrorizada por esta idea, Eonar recordó a Sargeras que el Panteón había jurado proteger a todos los seres vivos siempre que les fuera posible, y que nada era tan terrible como para requerir de una extinción sistemática.

Durante uno de los largos viajes, Aggramar, después de que Sargeras abandonara el Panteón había continuado sólo su misión, percibió los plácidos sueños de un alma-mundo durmiente, vagando a través del cosmos. Cuando se aproximó al planeta, se horrorizó al descubrir que los Dioses Antiguos ya habían infestado el mundo y su cielo se había envuelto en una capa de engría del Vacío. Al darse cuenta de que Sargeras estaba en lo cierto respecto a los señores del Vacío y sus planes, Aggramar inmediatamente regresó junto al Panteón para informar de su descubrimiento. Instó a los otros titanes a tomar medidas de inmediato con el fin de salvar al alma-mundo, quien sería conocido como Azeroth. Eonar fue la primera en unirse a la causa de Aggramar, obligando al reflexionar al resto del Panteón para ayudar a su nuevo hermano y proporcionarle la oportunidad de madurar, el cual podria llegar a ser lo suficiente fuerte para acabar con los señores del Vacío de una vez por todas. Pero más allá de ese potencial, Azeroth era su hermano, y no podía permitir que un miembro de su familia cayese en las garras del Vacío. Los miembros del Panteón se conmovieron por sus palabras y accedieron salvar a Azeroth a cualquier precio.

Debido al tamaño colosal de los titanes, temían que el colosal tamaño del Panteón pudiera dañar o incluso matar a la joven alma-mundo, por lo que en lugar de eso se propuso crear a los forjados por los titanes para que lucharan en su lugar. Los miembros del Panteón imbuyeron sus atributos y sus poderes en algunos de los forjados por los titanes los cuales se llamarían guardianes, Eonar entregó su control sobre la flora y la fauna de Azeroth a la Guardiana Freya.

En el RPG

Esta sección aborda contenido exclusivo de Warcraft RPG.

Eonar tuvo una larga y amarga disputa con el hermano de Aman’Thul, Sargeras, antes de la caída de este último. Su presencia y fuerza personal exacerbaron el conflicto entre Aman’Thul y su hermano oscuro.

El papel de Eonar incluye la naturaleza, la sanación, la vida, la creación y el orden, pues pertenece al Panteón. Los enanos y otros seres que respetan a los titanes reverencian a Eonar, si es que la conocen. Los dragones rojos de Azeroth le rinden homenaje especial y honran su memoria al combatir contra el caos y la destrucción.

Eonar aborrece a los no-muertos pues representa la encarnación de la vida. Entre sus hechizos se encuentra la curación en masa y otros hechizos similares. Prefiere guardar distancia en la batalla y su papel consiste en dar apoyo a sus aliados del Panteón. Sin embargo, cuando se enfurece y es forzada a pelear, es temible. Puede hacer cualquier cosa para aturdir o confundir a sus enemigos, antres de entrar al combate.

Posee un bastón de alabastro y flores a sus pies. Es la protectora de la vida, naturaleza y curación en el universo y la esposa de Aman’Thul el Alto Padre.

Eonar

Share

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.