Feb 09

[Guía] Tumba de Sargeras

La Tumba de Sargeras es la cuarta banda del Legión, se encuentra situada en la Costa Abrupta e implementada en el Parche 7.2.0.

Preámbulo

La Tumba de Sargeras se refiere a las ruinas del Templo de Elune en la hundida ciudad Kaldorei de Suramar, en el antiguo Kalimdor, el cual fue utilizado por la Guardiana Aegwynn para contener los restos del cuerpo de Sargeras, el Titán Oscuro, tras supuestamente derrotarlo en un letal combate en el norteño continente de Rasganorte.

Historia

La Tumba fue enviada al fondo del mar a consecuencia del Gran Cataclismo, pero fue nuevamente elevada a la superficie por Gul’dan cuando este fue en busca de sus secretos, con el propósito de hacerse con los poderes del Titán. El brujo lideró a su ejército, conformado por los clanes Cazatormentas y Martillo Crepuscular, a las Islas Abruptas, dejando a la Horda con casi un tercio menos de sus fuerzas en el momento decisivo de su asedio a la ciudad de Lordaeron, durante la Segunda Guerra. Esto llevaría posteriormente a la derrota definitiva de la Horda durante dicha guerra. Gul’dan en persona logró llegar hasta la Cámara del Ojo, antes de caer abatido por enloquecidos demonios guardianes, mientras sus ejércitos eran destruidos por el Clan Roca Negra de Orgrim Martillo Maldito, que los había enviado en su cacería para hacer pagar a Gul’dan sus mentiras.

Los siguientes visitantes del monumento fúnebre fueron Ragnok, Tagar, Fenris y sus guerreros enviados por Teron Sanguino con la misión de localizar y devolver el Bastón enjoyado de Sargeras. Una vez dentro de la tumba, se enfrentaron a un demonio que custodiaba el bastón y que fue convenientemente derrotado. Fue entonces cuando Ragnok, amenazó a los orcos con matarlos si no le ayudaban a recuperar el Ojo de Sargeras, aventurándose en la Cámara del Ojo.

Muchos años después, durante la Tercera Guerra, la Tumba recibió la visita de Illidan que andaba buscando el Ojo de Sargeras, con el objetivo de utilizarlo para destruir el Trono Helado, siguiendo las órdenes del demonio Kil’jaeden. Maiev lo persiguió para detenerlo, pero Illidan destruyó el techo de la Cámara del Ojo y lo hizo caer sobre las celadoras que la acompañaban, provocando un terremoto que destruyó todo el edificio.

La tumba se encuentra localizada en las Islas Abruptas, al este de la Vorágine.

Legion

Esta sección aborda contenido exclusivo de Legion.

Cuando Gul’dan regresó desde Draenor, una vez que Archimonde fuera derrotado en la Ciudadela del Fuego Infernal, consiguió reavivar una brecha por la que la Legión Ardiente penetrara en Azeroth. Esta brecha estaba situada en la Tumba de Sargeras y había estado sellada desde hacía 20.000 años gracias a los Pilares de la Creación, obra de los titanes. Ahora, parece que los pilares ya no están cumpliendo su labor contenedora, lo que está permitiendo la reavivación de la actividad de la brecha, dando entrada de los demonios en Azeroth.

Descripción de la banda

Aegwynn utilizó este sagrado templo de Elune para encerrar al derrotado avatar de Sargeras. Su esperanza era que permaneciese allí dormido, enterrado en lo más profundo de la tierra, pero la seducción del poder no ha dejado de atraer entidades impías al lugar. Cuando Gul’dan volvió a entrar en la tumba, acabó con los resguardos de Aegwynn y abrió un portal para la invasión de la Legión. Ahora, el vil ejército intenta acceder a la cripta, con la esperanza de reclamar el poder de su amo.

  • Ubicación: Costa Abrupta, Islas Abruptas
  • Dificultades: Buscador de bandas, Normal, Heroica, Mítica
  • Nivel: 110+
  • Jefes: 9

Encuentros

  • Goroth: Como castigo por sus errores pasados, la carne de Goroth está cubierta de heridas abrasadoras. Con cada movimiento, la carne de este behemoth crepita y sisea en un tormento sin fin, una afección que le encanta infligir a todo el que osa oponérsele.
  • Inquisición demoníaca: Anticipándose a la invasión de la Tumba de Sargeras por parte de las fuerzas mortales, Kil’jaeden ha recurrido a sus mejores captores, Atrigan y Belac, para apresar a los intrusos y evitar que utilicen los Pilares para adentrarse aún más en la mazmorra.
  • Hermanas de la Luna: Las Hermanas de la Luna fueron las guardianas del templo mucho antes de que el avatar de Sargeras fuera enterrado en su interior. Incluso en la muerte, las hermanas siguieron vigilando la tumba, pero con el paso de los milenios algo trastocó su capacidad para distinguir amigos de enemigos. La locura las consumió poco a poco y ahora dan muerte a todo el que se adentra en sus cámaras sagradas.
  • Huésped Inhóspito: Hace tiempo, este era un cementerio sagrado de los elfos de la noche, pero la Legión ha corrompido el terreno con el condensador de almas. El artefacto vil extrae la energía de los muertos y los convierte en abominaciones. Debido a esta corrupción, los espíritus atormentados se han convertido en monstruosidades que se alimentan de todo el que se adentra en la tumba.
  • Harjatan: Harjatan fue entrenado desde su nacimiento para aplastar a sus enemigos. Tras una conquista salvaje y brutal, reunió una multitud de múrlocs moradores de las cavernas que lo ven como un dios. Ahora, este bruto naga solo tiene que dar una orden para que hordas de seguidores devotos cumplan su voluntad.
  • Maestra Sassz’ine: La maestra Sassz’ine ha pasado toda una vida sometiendo a los moradores del océano a su voluntad oscura. Con su poder, invoca terrores de las profundidades marinas para arrastrar a aquellos que osan oponérsele.
  • Doncella Vigía: Aegwynn encomendó la defensa de la Tumba de Sargeras a la Doncella Vigía, que la ha custodiado durante cientos de años. Pero la guardiana no pudo prever qué efecto tendría la filtración de la energía vil del avatar en este ensamblaje titánico. Corrompida poco a poco por la maldad, ahora busca la destrucción de todo el que se interponga en su camino.
  • Avatar Caído: Cuando Aegwynn derrotó al avatar de Sargeras, no fue capaz de destruirlo. En un esfuerzo por sellarla, sepultó la armadura bajo el Templo de Elune, donde ha permanecido en un estado de letargo durante cientos de años. Ahora, que la Legión está derribando las barreras de la tumba, Kil’jaeden tiene la oportunidad de reanimar la armadura y desatar su poder en Azeroth.
  • Kil’jaeden:  Desde que propició el acuerdo que empujó a los draenei a las estrellas, Kil’jaeden ha estado convencido de que la Legión es imparable. Aun así, sus artimañas no han evitado que llegues a este momento decisivo. Enfurecido porque la promesa de victoria de Sargeras no ha llegado a cumplirse, el señor demoníaco se prepara para enfrentarse a ti personalmente, en un combate final que definirá el destino de Azeroth para siempre.

Tumba de Sargeras: Cámara de la Luna

Tumba de Sargeras: Guarida de Harjatan

Tumba de Sargeras: Trono Abisal

Tumba de Sargeras: Bancal de la Luna

Tumba de Sargeras: Sagrario del Guardián

Tumba de Sargeras: Cámara del Avatar

Tumba de Sargeras: Brecha de Tormenta vil

Tumba de Sargeras: El Vacío Abisal

Share

Deja un comentario

Your email address will not be published.