Ene 04

[Guía] Bastión Nocturno

El Bastión Nocturno (España) o Fortaleza Nocturna (Latinoamérica) es la tercera banda del Legión, se encuentra situada en Suramar. Este es el palacio dónde el Grand Magistrix Elisande gobierna la Ciudad de Suramar. Ella ha negociado un acuerdo con la Legión para que puedan utilizar el corrupto Pilar de la Creación para crear la Fuente de la Noche.

Aunque Gul’dan espera en lo alto de la aguja principal del Bastión Nocturno, y aunque poderosos adversarios de la Legión como Tichondrius o Krosus acechan en el interior de sus muros, Bastión Nocturno no es una banda demoníaca tradicional. Se yergue como testigo de la que quizá sea la civilización más grande de la historia de Azeroth: la cumbre de la magia y sofisticación élficas. Al igual que nuestros artistas y diseñadores enfocaron la creación de la ciudad de Suramar con la vista puesta en evocar el ambiente y el bullicio de una ciudad ocupada, el equipo de mazmorras concibió el Bastión Nocturno primero como el gran palacio de Suramar, y después como una zona de bandas. Desde los jardines botánicos a los aposentos de los invitados, pasando por el observatorio y las cámaras que rodean la fuente de energía, savia de la civilización Nocheterna, hemos intentando construir un gran conjunto digno de la realeza para después considerar cómo la presencia de la Legión afectaría y transformaría estas raíces. Muchas de nuestras zonas de bandas son lugares oscuros y opresivos por necesidad (el dominio de Xavius no puede ser alegre y colorido), pero Bastión Nocturno ofrece un entorno tanto hermoso como letal.

Descripción

El Bastión Nocturno, la mayor estructura de las Islas Abruptas y de las más imponentes de todo Azeroth, es un testimonio de los logros de la civilización Nocheterna. Se construyó alrededor de la Fuente de la Noche, una fuente de poder Arcano que lleva siglos sustentando Suramar, como refugio de las tribulaciones mundanas. Pero ahora que una tormenta vil se agita sobre el antiguo Templo de Elune y que el propio Gul’dan reside en palacio, representa el origen, y no el fin, de toda tribulación.

  • Ubicación: Suramar, Islas Abruptas
  • Dificultades: Buscador de bandas, Normal, Heroica, Mítica
  • Nivel: 110
  • Jefes: 10

Encuentros

  • Skorpyron: En las profundidades submarinas de los cimientos del Bastión Nocturno descansan unas cámaras olvidadas que ofrecen acceso a la Fuente de la Noche. Este monstruoso escórpido acorazado convirtió una de estas cámaras en su morada. Imbuido del poder de la Fuente de la Noche y rodeado de una numerosa prole, Skorpyron constituye la gran amenaza de la entrada trasera al Bastión Nocturno.
  • Anomalía cronomática: La cueva que se encuentra en la base de la Fuente de la Noche es una vorágine de pura energía, ya que la potencia para alimentar a toda una civilización emana de la tierra. La anomalía cronomática, generada a partir de este flujo de caos, es la encarnación del poder del Ojo de Aman’thul. Cuando lanza sus acometidas llenas de energía, los estallidos distorsionan el propio devenir del tiempo.
  • Trilliax: Trilliax, antaño orgulloso sirviente de la aristocracia Nocheterna, ha sido desechado y abandonado, como el resto de ensamblajes sobrantes, a un lento deterioro. A pesar de su inquebrantable voluntad por completar su programación, el paso del tiempo ha fragmentado la matriz de personalidad de este ensamblaje. Ahora cambia de un estado a otro de forma imprevisible, pasando de atento custodio a esterilizador homicida, siempre en busca de la aprobación y el reconocimiento de un amo que ya no existe.
  • Hoja de hechizo Aluriel: Aluriel siempre tuvo afinidad con la magia. Ascendió sin esfuerzos en la guardia de la noche, ya que tenía un talento natural con la espada. Pero no importaba cuán fuerte se volviese: quería más. Estudió con los magos en la Universidad de Suramar, donde pasaba los días entrenando en el combate y las noches estudiando magia. Se forjó armas y armadura en la Fuente de la Noche y entrelazó hechizos con los metales preciosos. Es la primera hoja de hechizo, experta en las escuelas de Fuego, Escarcha y Arcana.
  • Augur estelar Etraeus: El astromante Nocheterna Etraeus ha dedicado muchos años de investigación a escudriñar el cielo de Azeroth en busca de respuestas sobre los grandes misterios del universo. Gracias a sus visiones, ha podido contemplar mundos más allá de nuestra comprensión, y el poder de la Fuente de la Noche le permite recurrir a la esencia de estos mundos para amplificar sus propios poderes.
  • Gran botánico Tel’arn: Desde su juventud, al Nocheterna Tel’arn le fascinó la flora: la resistencia y adaptabilidad de las plantas; la capacidad de la hierba para aprovechar la energía solar; el modo en que un árbol puede dividirse en dos, o cómo dos ramas se unen para formar una sola. Con la ayuda de las energías de la Fuente de la Noche, se ha transformado hasta tal punto que apenas puede distinguirse que es un elfo Nocheterna. Hoy se considera a sí mismo algo muchísimo más grande.
  • Krosus: Este imponente señor de la fatalidad es una de las criaturas más grandes y poderosas de los ejércitos de la Legión. Fue derrotado en la Costa Abrupta cuando los mayores héroes de la Horda y la Alianza aunaron sus fuerzas. Tras recuperarse de sus heridas, Krosus emerge desde la bahía que une el Bastión Nocturno y la Tumba de Sargeras para aplastar a todo aquel que se oponga a la Legión.
  • Tichondrius: Gracias a su nuevo poder, el mismísimo Illidan Tempestira asesinó a Tichondrius, Señor del Terror y otrora líder de los Nathrezim. Una vez reconstituido en El Vacío Abisal, Tichondrius regresa para vigilar a Gul’dan en nombre de la Pesadilla, con el fin de asegurarse de que el orco brujo no vuelva a fallar a sus amos.
  • Gran magistrix Elisande: En otro tiempo, Elisande se distinguió por resistir a la Legión. Junto a sus seguidores Altonato, dio la espalda a la reina Azshara y a sus oscuras intenciones. Se hizo con el control del Ojo de Aman’thul para crear la Fuente de la Noche que protegería a Suramar del Cataclismo. Sin embargo, tras más de diez mil años, la llegada de la Legión lo cambió todo. Se ha aliado con los demonios con la esperanza de volver a usar el poder de la Fuente de la Noche de un modo muy diferente: para salvar a su pueblo.
  • Gul’dan: La cadena de acontecimientos que comenzó con la huida de Garrosh hacia Draenor ha continuado intacta, a pesar de todos sus giros de tuerca, hasta llegar al momento presente. Frustrado en Draenor, Gul’dan está a punto de conseguir la victoria definitiva en nombre de sus amos de la Legión. Desde lo más alto del Bastión Nocturno, donde el vórtice de energía vil se arremolina sobre él en el cielo, el brujo orco desterrado aguarda su destino.

Botín del Bastión Nocturno

Bastión Nocturno: Fuente de la Noche

Bastión Nocturno: Bóvedas del Abismo

Bastión Nocturno: Bastión Nocturno

Bastión Nocturno: Veranda Shal’dorei

Bastión Nocturno: Dependencias del Capitán

Bastión Nocturno: Ascenso del Astromante

Bastión Nocturno: 

Bastión Nocturno: Dependencias de Elisande

Bastión Nocturno: Manantial Nocturno

Share

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE